Publicidad

Policiales > Médico atacado

El hombre que quemó a Luque era paciente y fue operado tres veces

El reconocido traumatólogo quedó internado en el Hospital Marcial Quiroga. El implicado fue detenido y espera por su futuro judicial.

26 de junio de 2022

Un día después del ataque al reconocido traumatólogo sanjuanino Daniel Luque, la Policía detuvo al agresor. El implicado fue paciente del médico, de acuerdo lo que detallaron fuentes calificadas a DIARIO HUARPE. Los efectivos lo identificaron como Miguel Ángel Cabello, de 67 años. Cuando fueron a entrevistarlo hasta su domicilio, el sexagenario trató de hacerles creer que tenía un problema psiquiátrico, situación que los facultativos que lo revisaron posteriormente no encontraron alteración mental alguna.

El detenido es o se hace

Cabello sorprendió a los policías por su actitud. Adujeron que el hombre vociferaba constantes mentiras sobre el hecho puntual y su vida personal. En principio, el detenido dijo que no conocía al médico atacado, pero luego, al preguntarle sobre sus inconvenientes para caminar, relató que fue intervenido quirúrgicamente y, curiosamente, por Luque.

Publicidad

El día de la detención Cabello pidió ser trasladado en silla de ruedas y con un tubo de oxígeno, el cual él mismo se conectó a su rostro con una mascarilla porque decía que lo necesitaba. Después, los efectivos policiales descubrieron que el tubo estaba vacío y, por lo tanto, no respiraba oxígeno.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Los policías explicaron que tampoco fue necesario el traslado en silla de ruedas, ya que podía caminar. Fuentes consultadas aseveraron que Cabello mintió todo el tiempo. Sobre su familia comentó que tiene buena relación con su esposa e hijo, pero en realidad los efectivos corroboraron que de este último está alejado hace un tiempo.

La Justicia ordenó un allanamiento en la casa de Cabello, en Trinidad. El médico agredido denunció que en el encuentro con el implicado este le sacó un arma. Por el momento, se investiga si el detenido gatilló, aunque la bala nunca salió. Quieren determinar si la misma estaba cargada. El implicado negó que tenga una, aunque sabe de eso porque durante un gran periodo de su vida fue custodio. Posteriormente, reconoció que si tiene y está registrada a su nombre.

Por qué atacó al médico

En principio, Cabello relató que no conocía a Luque y que escuchó su nombre en los medios periodísticos. El detenido, quien presenta una dificultad para caminar, al ser consultado por esa afección dijo que fue operado de ambas rodillas y de la cadera por el ahora médico internado.

Publicidad

Primero lo operó de una rodilla y no quedó bien. Por caminar con dificultad se lesionó la otra rodilla y también fue intervenido por Luque, aunque su cadera comenzó a fallar y, una vez más, consultó con el profesional, pero no terminó bien.  Por ello, le inició juicio por mala praxis a su médico y la Justicia resolvió a favor del traumatólogo.

Consultado el médico sobre la relación con este paciente aseveró que recibió amenazas de Cabello, pero después no lo volvió a ver por un tiempo hasta que se cruzó con él el pasado viernes que lo atacó con ácido.

El ataque

Luque abría el candado de la cochera del Instituto de traumatología cuando fue abordado por Cabello. El hombre lo insultó y se desató una fuerte discusión entre el médico y su expaciente. El traumatólogo vio que el detenido tenía un termo entre sus manos desde donde salió el ácido que le quemó el rostro y las manos.

En un primer momento, el facultativo pensó que le tiró agua hirviendo, pero por el olor se dio cuenta que era otra sustancia y ahí salió corriendo en busca de ayuda de sus compañeros del Instituto. Cabello huyó por Laprida hacia el este en dirección a calle Sarmiento.

Luque recibió los primeros auxilios y de inmediato fue trasladado hasta el Servicio de Quemados del Hospital Marcial Quiroga. El caso está a cargo del Tercer Juzgado Correccional, a cargo de la doctora Mónica Lucero, quien caratuló la causa como lesiones leves, contempladas en el artículo 89 del Código Penal.     

La víctima presentó quemaduras en la parte posterior de las manos y en el costado izquierdo del rostro, como así también en la parte superior de la frente. El médico no corre riesgo de muerte, pero si lesiones de consideración.

Cabello se encuentra alojado en los calabozos de la Sección Delitos de la Central de Policía, a cargo de la sección Seguridad personal, donde aguarda directivas del juzgado. La investigación continúa y esperan encontrar el arma con la cual apuntó a su víctima y hasta le gatilló.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad