Publicidad

Política > Persecución criminal

Flagrancia: por las reincidencias, más condenados van a la cárcel

El sistema de juicios exprés cumple dos años y todos coinciden en su efectividad. Ningún caso quedó en la nada y las penas de prisión efectiva crecieron 54,2%.

09 de agosto de 2019

A dos años de su puesta en funcionamiento, el aparato judicial de Flagrancia ha sido vital para ponerle un freno a la llamada puerta giratoria que beneficiaba a los delincuentes que eran sorprendidos con las manos en la masa. Las estadísticas del nuevo sistema muestran que en el segundo año crecieron más de un 50% las penas de cárcel de cumplimiento efectivo y eso se debe, fundamentalmente, a que los condenados ya registraban una condena dictada en el mismo ámbito. Esos casos se tramitaban antes en la Justicia ordinaria y rara vez tenían resolución, por lo que los imputados nunca se convertían en reincidentes y volvían a la calle como si nada para seguir delinquiendo.

Flagrancia empezó a rodar el 9 de agosto de 2017 y durante el primer año, 188 delincuentes fueron penados con prisión efectiva. En el segundo se aplicaron 290 castigos del mismo tenor, es decir hubo un incremento del 54,2%.

Podría deducirse que el fenómeno responde estrictamente a que subieron en la misma proporción las sentencias en general, pero no. Entre un año y otro saltaron de 877 a 973, lo que da un aumento de 10,9% solamente.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Una persona puede ir a la cárcel si recibe una pena mayor a 3 años o cuando acumula dos o más condenas aunque el castigo sea menor. Daniel Guillén, uno de los fiscales coordinadores de Flagrancia, aseguró que el número de condenados a presión efectiva aumentó, principalmente, por la segunda causa, es decir las reincidencias.

La reincidencia se da cuando una persona que ya fue condenada, vuelve a caer por otro delito es encontrada culpable de nuevo. En este caso, según Guillen, la mayoría de los castigados con prisión efectiva en el segundo año ya habían sido condenados por Flagrancia.

Antes del nuevo sistema, la mayoría de los hechos que ahora se juzgan en Flagrancia no tenían resolución, la puerta giratoria estaba casi institucionalizada y había delincuentes que nunca eran condenados y que seguían libres cometiendo hurtos, robos y cualquier delito contra la propiedad. Ahora, mucho de ellos se encuentran purgando un castigo en el Penal de Chimbas.

Los otros tipos de sentencias crecieron bastante menos. Hubo un 11,3% más de penas condicionales y las absolutorias subieron 5,5%, mientras que las probation bajaron 13,4%.

Flagrancia es consecuencia de una comunión de voluntades y una fuerte decisión política. Apenas asumió, la gestión de Sergio Uñac se puso de acuerdo con el Ministerio Público Fiscal y la Corte de Justicia para impulsar el sistema y en 2017 vio la luz.

Todos los actores coinciden en que generó una especie de revolución en la política de persecución criminal. No sólo por la efectividad sino por ser un procedimiento exprés que da una celeridad inédita que era reclamada a viva voz por las víctimas de delitos.

Hasta el 7 de agosto de este año se han dictado 1.979 sentencias, lo que da un promedio de 4 por día judicial hábil. Cada causa se resolvió en un promedio de 60 horas, resultado que contrasta con el tiempo que tardaban los atestados juzgados Correccionales cuando atenían este tipo de casos: prescribían o tardaban años en esclarecerse.

La cantidad de sentenciados asciende a 1.850, de los cuales 478 fueron a parar a la cárcel, 710 cumplen pena de prisión condicional, 37 terminaron absueltos y a 625 les impusieron tareas comunitarias (probation). Mientras que los sobreseídos son 68.

Publicidad

San Juan se ha convertido en una especie de modelo nacional en esta materia, al punto que la velocidad (48 horas hábiles) para resolver el asalto a la financiera Magui Express fue tomado como ejemplo por medios de todo el país. La efectividad toma más valor si se lo comparar con el de Mendoza o Buenos Aires, que con otra organización cayeron en una profunda morosidad.

 

Protagonistas

Emilio Baistrocchi (Mtro. de Gobierno)

-Lo mejor del nuevo sistema es que ha sido 100% efectivo, se resolvieron todos los casos. Lo otro es que la gente ha tomado muy bien Flagrancia, lo ve con muy buenos ojos, los ciudadanos saben en qué consiste.    

-La deuda pendiente es haber llegado con un acompañamiento del servicio penitenciario, para atender mejor a un condenado por estos delitos y reinsertarlo en la sociedad. Con el nuevo penal lo vamos a lograr.

 

Eduardo Quatrropani (Fiscal Gral. de la Corte)

-Lo mejor es la relación de fiscales y la Policía, trabajan mancomunadamente, es la herencia más importante para el sistema acusatorio. Además, por primera vez San Juan tiene una política de persecución penal.

-La deuda pendiente es ampliar Flagrancia con más delitos. Hay un proyecto que está circulando, la propuesta es llevar a Flagrancia a una persona que viola las restricciones de acercamiento a una mujer por causas de violencia de género.

 

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad