Publicidad

Provinciales > Gastronomía

La delicia única en el mundo que sólo se puede probar en San Juan

Desde la tierra de los dinosaurios, este producto maravilla a turistas y a los paladares más exigentes. Conocélos en esta nota. 

07 de agosto de 2022

Existe una delicia única en el mundo que sólo se puede degustar en la provincia de San Juan. Se trata de un exótico helado, fabricado por una heladería artesanal en el departamento Valle Fértil.

El helado de Chin-Chill es una sensación hasta para los paladares más exigentes. Incluso reconocidos chefs argentinos quedaron maravillados con el sabor de este helado, cuya materia prima es un yuyo afrodisiaco de las sierras vallistas.

Publicidad

“El Chin-Chill es una yerba aromática de la zona, hay una reserva natural en Valle Fértil. Es una planta que tiene una particularidad: sus flores son dulces, tienen cierto aroma y algunas propiedades afrodisiacas”, explicó a DIARIO HUARPE, Mónica Rojas, la propietaria de la heladería Valle de la Luna que fabrica esta crema netamente sanjuanina.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Mónica se considera una emprendedora y con su heladería busca darle valor agregado a los productos artesanales que ofrecen los productores del departamento. “Nosotros le compramos esta planta a los emprendedores locales y los incentivamos a que sigan produciendo. Queremos que esta cadena pueda perdurar en el tiempo y sea sustentable”, comentó.

Helados de cirdra y pétalos de rosas, otras de las creaciones autóctonas

La productora vallista comentó que no sólo el Chin-Chill es una de sus especialidades, también utilizan otros productos regionales para crear helados que solamente se pueden conseguir en San Juan.

Entre ellos se destacan los gustos a base de vinos como el Syrah y Tanat. También el helado de pétalos de rosa y chocolate Ischigualasto. Y próximamente lanzarán un ambicioso helado de queso y dulce de leche.

Publicidad

“Trabajamos con jalea de rosa, con miel orgánica que se produce de la flora de El Chañar de la localidad de Astíca. También usamos un fruto que se llama Cidra, que son como limones muy grandes que llegan a pesar dos o tres kilos. Tiene una corteza muy carnosa y tenemos un artesano que nos hace el dulce exclusivo para la heladería”, comentó la mujer.

Flores de chinchill / fruto de cidra

“Se usa vino para la producción de los helados también. Usamos el vino artesanal de la bodega de Valle Fértil; Syrah, Malbec y Mistela”, reveló.

Cuesta imaginar que un helado con gusto a vino o estos productos exóticos sean una verdadera delicia. Pero la productora aseguró que los turistas salen maravillados y destacan el producto por su autenticidad. “El turista sale asombrado porque encuentra productos regionales que es lo que realmente buscan. Un producto nuestro, que nos permite mostrar el Valle y San Juan a través de sus sabores. Son helados muy solicitados”, aseguró.

Además, comentó que los productos recibieron halagos de una larga lista de chef y reconocidos gastronómicos del país.  

“Es una receta muy tradicional y los ingredientes son muy artesanales. Es un helado muy sano el que elaboramos y de una calidad extrema. Tienen leche líquida, crema de leche, claras de huevo y azúcar impalpable”, reveló.

El cheff Germán Martitegui probando las delicias artesanales

“Siempre vienen personajes conocidos y prueba los helados y nuestros alfajores. Son únicos y siempre se quieren llevar recetas y por ahí también se lo quieren llevar a uno para ofrecerle laburo y todo eso. Tenemos muy buenas devoluciones”, comentó.

Uno de los reconocidos chefs argentinos que probó estás delicias fue Germán Martitegui. También el famoso pastelero sanjuanino Mauricio Savoca y un sinnúmero de referentes gastronómicos que a menudo visitan las distintas regiones del país en busca de nuevos sabores y productos.  

En este sentido, la productora anticipó que están trabajando en la primera salsa artesanal de dulce de algarroba. “La estamos elaborando en conjunto con la Escuela Agrotécnica de Valle Fértil. Ya se han realizado muestras y tiene una consistencia, un color, un sabor y eso va a ir arriba del helado. Son salsas artesanales, también”, dijo. “Tratamos de revalorizar todo lo que el artesano del lugar hace en la parte gastronómica”, agregó.

Alfajores en horno solar, la otra exclusividad

Alfajores de harina de orujo de uva fabricados en horno solar

Además de las cremas artesanales únicas, la marca ofrece los famosos alfajores elaborados con harina de orujo de uva y dulces artesanales en horno solar.

Comenzamos con el proyecto en 2016. Incorporaron la harina de orujo que produce la bodega Valle Fértil. También el packaging, la caja en la que se venden es fabricada por emprendedores locales, destacó.

Una heladería familiar y netamente sanjuanina

La heladería Valle de la Luna comenzó en el 2004 como una franquicia. Luego de unos años, accedieron a un programa de apoyo financiero a emprendedores y materializaron la idea de la heladería artesanal.

La heladería tradicional de Valle Fértil

En el emprendimiento trabaja toda la familia de Mónica y sus cuatro hijas. Además, otros cinco o seis empleados a quienes consideran como parte de su familia. “Sentimos al empleado como nuestro porque son una pata fundamental de nuestra empresa. Siempre le damos valor a las personas que trabajan con nosotros”, aseguró.

“Hemos tenido propuestas de llevar la heladería afuera o a la Capital, pero es nuestro pueblo y la heladería es de Valle Fértil. Por el momento nos quedamos en Valle Fértil. No sabemos qué pase más adelante”, comentó Rojas.

El sueño de la heladería boutique

Mónica Rojas, sueña con convertir la heladería en la primera heladería temática del país. El proyecto es brindar una experiencia integral al momento de degustar estos sabores únicos. “Queremos que el turista venga, pruebe los sabores y que tenga la sensación de que es transportado al lugar de donde salen estos productos. Que sienta el aroma de la fruta. Que se sienta en Ischigualasto con nuestro chocolate Siempre estamos innovando y visualizando qué más podemos agregar para darle valor a lo nuestro”, comentó. “Siempre estamos pendientes de lo que hacen los artesanos de la zona para incorporarlo”, agregó.

Además, la emprendedora apunta a ampliar la oferta y agregar la opción de café y merienda. “La idea es que también sea un lugar para desayunar y merendar, valorizando los productos regionales. Notamos que eso falta en Valle Fértil. A pesar de las crisis creo que se tiene que dar. Todo nos deja una enseñanza y hay que ser positivos”, compartió. 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad