Publicidad

Yo construyo > Arquitectura para todos

La importancia de diseñar espacios accesibles

Pensar un hogar sin barreras es importante no sólo para las familias que tienen algún miembro con discapacidad, sino que se trata de una premisa fundamental para evitar problemas a futuro.

05 de mayo de 2022

Durante mucho tiempo, arquitectos, diseñadores y urbanistas, han construido para un modelo estándar de ser humano, dejando de lado a un gran grupo de personas: ancianos, personas ciegas, sordo-mudas, personas en muletas o sillas de ruedas, entre muchas otras. En este sentido, los profesionales tienen la responsabilidad de colaborar frente a este problema, tomando conciencia a la hora de diseñar de manera inclusiva, sin excluir a ningún individuo. Parece una tarea compleja y costosa, pero si se toman ciertos parámetros, desde el inicio del proyecto hasta la construcción, podremos ahorrarnos muchos problemas y el costo será mínimo.

Cuando hablamos de accesibilidad a la hora de diseñar nos referimos a proyectar espacios y elementos que omitan los obstáculos para que su uso sea práctico para todos. Los diseños se deben pensar para todos los individuos sin excepción, sabiendo que tendrán diferentes necesidades y dimensiones físicas.

Publicidad

A continuación, desarrollamos una serie de criterios básicos que se deben cumplir para tener un hogar accesible:

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Accesos

El acceso a la casa debe contar con una puerta con ancho mínimo de 90 cm y con cierre automático. El ingreso deberá estar bajo techo y con una superficie mínima de 1.5 metros. Las puertas correspondientes a cada espacio interno de la vivienda deberán contar con las mismas características.

Circulaciones

Es importante que las circulaciones estén libres de cualquier obstáculo como, por ejemplo, escalones, y que cumplan con el ancho mínimo que es el mismo que en las puertas.

Rampas

Deben evitarse los desniveles internos. En caso de que existan, tendremos que contar con rampas antideslizantes con un ancho mínimo de 90 cm para las personas mayores o aquellas con algún tipo de discapacidad motriz o visual. Lo mismo sucede al exterior de la vivienda. En caso de contar con 2 niveles se debe facilitar algún mecanismo como ascensores u otros medios alternativos de elevación.

Publicidad

Iluminación

La distribución de la luz y su manejo es indispensable. Se recomienda aplicar los tres tipos de iluminación para cada espacio (localizada, difusa y general). La intensidad debe ser manipulable principalmente para aquellas personas con discapacidad visual, de manera que puedan adecuarla a un nivel confortable.

Automaticidad

La automaticidad de ciertos artefactos y dispositivos ayuda de manera importante. Esto puede ser tanto en el equipo sanitario, para accionar el funcionamiento de los mismos mediante sensores, como también para controlar la luminaria de manera más fácil y práctica, y otros dispositivos electrónicos del hogar.

Mobiliario

Es fundamental que el mobiliario esté adaptado para que sea accesible para todos, teniendo en cuenta la altura, posición, forma de manipulación y apertura, entre otros. Para el caso de personas en silla de ruedas es necesario que los muebles de la cocina como del estudio estén adaptados a las medidas correspondientes para que puedan realizar con comodidad sus tareas.

Elementos auxiliares

Los elementos auxiliares son necesarios para ayudar a las personas principalmente para guiarse o sostenerse. Hablamos de pasamanos, barras de sostén en los sanitarios, entre otros. Es muy importante contar con ellos ya que les facilitan ciertos esfuerzos o desplazamientos que, en caso de no tenerlos, necesitarían de la ayuda de otra persona para poder realizarlos.

Texturas

La aplicación de texturas es una ayuda importante para los no videntes. Se puede diferenciar cada espacio mediante texturas diferentes que lo ayuden a discernir en donde se encuentra. También pueden utilizarse bandas de color naranja ya que se considera que es el único color que puede ser percibido por ellos por un efecto de residuo visual. Las texturas pueden aplicarse en muros, barandas, pisos y otras superficies.

Dispositivos sonoros

En el caso de la discapacidad visual, se deben utilizar dispositivos sonoros en todos los espacios del hogar, estos servirán como comunicadores de alarmas de voz, timbres, teléfonos, recordatorios, relojes, etc. A su vez, existen dispositivos de alarma para personas sordas, usualmente encontramos alarmas con vibradores o se conecta el celular con estas para que llegue una alerta en caso de que algún dispositivo se haya accionado.

Pensar en un hogar accesible no es algo que sólo deban tener en cuenta las familias que tienen algún miembro con discapacidad. A la hora de diseñar nuestra casa, y si tenemos la suerte de poder construirla a nuestro gusto, debemos pensar en que probablemente será el hogar que habitaremos en la vejez, edad en la que probablemente algunas actividades y movimientos nos serán más difíciles de llevar a cabo. EL objetivo de cualquier vivienda accesible es lograr la autonomía de sus habitantes, es decir, que estos puedas desarrollar sus actividades cotidianas, como bañarse, desplazarse por los espacios o cocinar sin necesitar de la ayuda de nadie.

Por suerte, en la actualidad, la accesibilidad en la construcción está ganando mayor atención. Y es que teniendo en cuenta sólo algunas pautas podemos lograr que los espacios puedan ser disfrutados por todos.

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad