Publicidad

Deportes > Automovilismo

Los históricos autos del Turismo Carretera pasearon por San Juan

La categoría celebró sus 85 años con una caravana de autos antiguos que unió Caucete con la Capital sanjuanina.

Por Sebastián Marengo
04 de agosto de 2022

El rugir de los motores sigue vigente por más que hayan pasado 50 o 60 años para algunos modelos. Los autos, mejor definidos como verdaderas máquinas del Turismo Carretera, realizaron la caravana por San Juan para festejar los 85 años de la categoría que se cumplen este 5 de agosto. Todo, en el marco de la competencia que se desarrollará el próximo fin de semana en el Circuito San Juan Villicum con la categoría más convocante del país.  

La caravana contó con modelos que a lo largo de la historia de la categoría, en esos 85 años, compitieron e hicieron vibrar a miles de argentinos. La Chevy de Guillermo Ortelli, Canapino o Ledesma, la coupé Ford de Juan Gálvez, el Trueno Naranja con el que Carlos Pairetti fue campeón en 1968, la cupecita de Navone o de Bordeu, el Falcon Angostado del Lole o del Pincho Castellano y hasta el Torino que pisó la Antártida, además de la Liebre III de Manzano y el Chevrolet del gran Roberto Mouras, entre otros recorrieron los 30 kilómetros que separan Caucete del Gran San Juan para tener su llegada en el Centro de Convenciones.

Publicidad

Verdaderas máquinas que fueron cambiando con el pasar de los años, ganando en potencia, velocidad y tecnología, que dejaron ver la evolución que el Turismo Carretera, la categoría más antigua del mundo ha logrado desde que nació, el 5 de agosto de 1937.

Autos con doble caño de escape a ambos costados, con el parabrisas partido al medio, con el volante del sector derecho, con ruedas chatas, tapizados de cuero, con lugar para una persona y otros demás detalles de la época que los hacen únicos.

El más convocante para el público sanjuanino resultó el Falcon Angostado, ya que fue invento en aquel momento para hacer embellecer la categoría, que consistía en tomar un Falcon común y cortarlo al medio, luego unían las partes y quedaba con ancho menor comparado con el original. Incluso hasta el parabrisas está partido en dos.

Los sanjuaninos tuvieron la oportunidad de verlos de cerca, sacarse fotos y algunos hasta de subirse, para vivenciar lo que varias décadas atrás sentían aquellos históricos pilotos del Turismo Carretera, la categoría más popular de la Argentina.

Publicidad
Publicidad
Publicidad