¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

27 C°

Domingo

20 C° / 29 C°

Lunes

15 C° / 28 C°

Policiales > Fue sustraída en Mendoza

Quiso comprar una moto y de casualidad dio con el dueño a quien se la habían robado

El rodado había sido ingresado a San Juan y vendido en una agencia de Rawson.

La moto que fue entregada de manera voluntaria por el actual comprador.

POR Ariel Patruceli SEGUIR
20 de octubre de 2020

20 de octubre de 2020

Un hombre quiso comprar una moto de alta cilindrada a un amigo y cuando averiguó sobre el estado del rodado para ponerlo a su nombre, se contactó con quien hacía tres meses la había denunciado en Mendoza como robada.

Un negocio que se iba a producir entre amigos terminó en una oficina de la Central de Policía porque una moto marca Yamaha de 600 cc. que estaba en manos de un obrero minero de apellido Sánchez, terminó en la Policía porque tenía pedido de secuestro de la Policía de Mendoza porque había sido denunciada por su dueño como sustraída.

La moto fue robada en la vecina provincia por un sujeto que fue a comprar el rodado a su dueño y entregó dos cheques como pago, y le pidió poder probarla dándose una vuelta. El dueño que tenía los cheques en su poder y que antes le había dado la tarjeta de identificación del rodado para demostrar su propiedad, accedió al pedido del presunto comprador, pero cuando se fue en la moto no regresó más.

La denuncia de robo fue radicada en la División Delitos Económicos de la provincia vecina y desde entonces la moto era buscada.

Al cabo de tres meses de esa denuncia, quien pretendía comprarle la moto a su amigo en San Juan, se puso en contacto con el propietario del rodado (de quien sacó los datos de la tarjeta verde de la moto) y ahí se enteró que ese vehículo era robado.

De la misma forma la víctima del robo se enteró que su moto estaba en San Juan y puso en conocimiento de la Justicia de Mendoza la novedad. Desde aquella provincia pidieron entonces colaboración a la Policía de San Juan para secuestrar el rodado.

Los amigos que iban a hacer el negocio se pusieron en contacto y el interesado en comprar la moto le transmitió la situación al vendedor que estaba trabajando en un emprendimiento minero. Cuando éste volvió para cumplir con los días de descanso, fue a la Central de Policía y en la sección Estafas entregó la moto para colaborar con la investigación.

Cómo obtuvo la moto el actual poseedor

El obrero minero Sánchez contó que compró la moto en una agencia ubicada en calle José Dolores y Libertad, en Rawson, donde sólo le dieron la tarjeta de identificación de la misma. En el boleto de compra-venta había quedado expresado que en un plazo de 30 días este agenciero se comprometía a entregar el resto de la documentación para completar la operación, hecho que nunca se cumplió.

Sánchez habría manifestado a la Policía que pagó $450.000 por esa moto. Había comprado el rodado tal cual está, pero se conoció que incluso había sido modificada, quizás para despistar ya que originalmente era roja y su carenado pertenece a otro rodado.

La investigación apunta ahora al agenciero que vendió la moto, quien había dicho que la compró y luego la vendió. También espera la Policía obtener datos de la persona que presuntamente le vendió la moto al agenciero y así seguir la línea para dar con el sujeto que robó la moto.

Interviene el Primer Juzgado de Instrucción a cargo de la doctora María Gema Guerrero de quien se espera nuevas medidas.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.