¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

25 C°

Domingo

16 C° / 30 C°

Lunes

17 C° / 35 C°

Sociedad > Recomendaciones

Seguridad ante el Zonda: ser previsor, la clave de los cuidados en el hogar

Algunos consejos que ayudan a prevenir accidentes que este pueda llegar a producir el viento.

POR Laura Cocinero
15 de julio de 2021

15 de julio de 2021

El viento Zonda es una condición climática típica de la región cordillerana en Argentina. Se caracteriza por tener ráfagas muy fuertes, secas y de elevada temperatura, generalmente entre los meses de mayo y noviembre.

Todo sanjuanino sabe muy bien cómo actuar cuando se presenta. Cuestiones como cerrar herméticamente la casa, no exponerse directamente a este, ya que puede irritar la vista y afectar el sistema respiratorio, hidratarse y mantener la humedad ambiente en el interior de casa, entre otras medidas preventivas.

Sin embargo, hay algunos cuidados que no están relacionados directamente a cómo actuar ante el Zonda, sino que ayudan a prevenir accidentes que este pueda llegar a producir.

En esta nota te vamos a contar qué es lo que tenemos que revisar para estar preparados y hacerle frente de la manera más segura.

  • Carteles de comercio: es sumamente importante que todo lo que sea cartelería, tanto colgante como de pared o en el suelo, este sujetado de manera correcta. Es muy común ver pizarras carteles que están sujetadas con alambre o piedras haciendo peso. Esto no es lo ideal y no es seguro. Representa un peligro tanto para la gente que eventualmente esté transitando el lugar, como también pueden generar daños a objetos o propiedades.
     
  • Estado de arboledas y vegetación: los árboles deben ser revisados cada un tiempo para ver su estado. Los arboles secos representan un peligro ante este tipo de viento, ya que estos pueden desprender ramas o inclusive caerse. Hay que llevar un registro de como están, y en caso de que estos sean peligrosos, ver cuál es la solución disponible para prevenir este suceso. Es importante realizar este control en esta época ya que es momento ideal para poda y erradicación, si los árboles se encuentran en la vereda deberás pedir autorización a tu municipalidad, es una gestión simple, pero lleva un poco de tiempo hasta ser aprobada.
     
  • Revisar techos: otro punto de suma importancia y que debemos realizar con frecuencia es revisar el estado de todos aquellos elementos que puedan llegar a desprenderse de nuestro techo. Como por ejemplo: la tapa del tanque, los conductos y las tapas de ventilación, etc. Hay que chequear que estos se encuentren firmes ya que el desprendimiento de alguno de ellos puede representar un peligro tanto para personas, mascotas, objetos y como no, hasta una construcción.
    Cabe aclarar en este punto que el techo bajo ninguna situación es el lugar de guardado de cosas. Ante un viento, este arrastrará todo lo que se encuentre en él, poniendo así en peligro todo lo antes nombrado.
     
  • Lonas y toldos: muy comunes tanto en locales comerciales para dar sombra a sus vidrieras, en restaurantes, cafés y casas, debemos asegurarnos que estos puedan cerrarse. Ante una alerta de viento debemos resguardarlos lo antes posible para prevenir accidentes. Aquí también podemos encontrar las famosas media sombras, las cuales al igual que con las lonas y toldos, el efecto de succión del viento puede generar que estas se rompan o incluso, se desprendan y generen accidentes. Como una medida de prevención en este caso en particular, donde no es posible retirarlas o resguardarlas, es necesario primero que no sean paños tan grandes, y si lo son, que estén correctamente fijados y que se coloque en la parte de arriba de la lona una malla oalambres bien tensados que no permitan una gran deformación producto del viento.
     
  • Elementos en balcones: es muy común que se los adorne con macetas y algunos objetos, sin embargo, es de suma importancia que estos estén fijados de manera tal que no puedan desprenderse y caer ante un viento. La caída libre de un objeto desde una altura superior impacta con mucha más fuerza sobre el piso, pudiendo representar un peligro muy grande para las personas que estén circulando en la vía pública, llegando ser letal.
     
  • Muebles y objetos en el exterior: debemos amurar muebles que se encuentren en el exterior de manera tal que queden fijos y no representen un peligro de caerse a la hora del viento, ya que puede lastimar a nuestras mascotas, en inclusive a personas.
     
  • Paños de vidrio: cuando estos superan 1m2 de superficie, deben ser vidrios de seguridad laminados o templados, ya que el viento ejerce fuerza sobre las caras de estos y es probable que si son muy finos se rompan.
    Los vidrios laminados son aquellos que poseen una lámina de retención que hace que cuando este se rompa las partes queden adheridas a ella, protegiendo así a las personas de heridas.
    Los vidrios templados durante su fabricación pasan por procesos térmicos o químicos que aumentan su resistencia. En caso de que se rompa, este se desgrana en partecitas pequeñas que no poseen bordes ni aristas cortantes. Sin embargo como contra, rompen sin previo aviso.
     
  • En obra: si tenemos una obra es importante apuntalar bien (de ambos lados) aquellos muros que no estén encadenados, ya que estos se podrían caer ante la acción del viento. También debemos mantener húmeda la arena para evitar un gran desprendimiento que haga que el ambiente se llene de partículas que puedan dañar la vista de la gente o que se puedan aspirar. Y como otro punto importante verificar que no haya quedado ninguna bolsa suelta que pueda ser arrastrada por el viento.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión