¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

16 C°

Martes

18 C° / 34 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Política > Cimbronazo tras las PASO

Cristina no afloja y le suma más tensión política a la crisis que vive la presidencia de Alberto

Luego de la renuncia masiva de ministros nacionales que responden a la vicepresidenta, Cristina salió a hablar y no lo hizo con un mensaje conciliador como esperaba Alberto Fernández.

La tensión política entre Alberto y Cristina, sigue en crecimiento. Foto: Archivo DIARIO HUARPE.

POR Marcos Ponce
16 de septiembre de 2021

16 de septiembre de 2021

El resultado electoral de las PASO 2021 generó tal cisma en el seno de la presidencia de Alberto Fernández que generó una crisis política de proporciones al punto tal que su vicepresidenta dio la orden de vaciar el Gabinete con aquellos funcionarios que responden al cristinismo. Esta tensión que llevó a que algunos analistas y dirigentes políticos lo llamaran un golpe palaciego, se logró contener en las últimas horas del miércoles y con la esperanza que desde la propia voz de Cristina Fernández de Kirchner existiera un gesto que apacigüe las aguas luego de la resistencia del Presidente.

Pero esto no sucedió, sino todo lo contrario. Es que la vicepresidenta se expresó públicamente y lo hizo de una manera que es fácilmente interpretable como que aceleró en sus intenciones políticas internas. Tanto así fue que en la carta pública que escribió dejó conceptos como el de “cuando tomé la decisión, y lo hago en la primera persona del singular porque fue realmente así, de proponer a Alberto Fernández como candidato a presidente de todos los argentinos y las argentinas, lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, expresando claramente que su decisión lo llevó a la presidencia a Alberto.

Este párrafo es en respuesta a lo que Fernández habría expresado antes mediante Twitter cuándo expresó que “he oído a mi pueblo. La altisonancia y la prepotencia no anidan en mí. La gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos”.

Otro de los puntos de disputa entre el máximo mandatario y la vicepresidenta está en las decisiones de cómo seguir luego de la derrota que se cristalizó el domingo. Alberto aseguró que “la gestión de gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido. Lo haré llamando siempre al encuentro entre los argentinos”.

En tanto que CFK afirmó en su carta que “¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y que se sepa la actitud de los funcionarios y funcionarias de facilitarle al Presidente la reorganización de su gobierno?”.

Recién pasaron dos días desde que explotó la crisis institucional del Gobierno Presidencial de Alberto Fernández. Crisis que es interna, pero que genera un tembladeral tal que en algunos sectores de la política Argentina lo comparan a la renuncia de "Chacho" Álvarez en el Gobierno de De La Rúa. Lo cierto es que aún queda mucha agua pasar bajo el puente ya que las renuncias de los ministros nacionales que responden a Cristina, siguen estando y el Presidente debe definir si aceptarlas y luego ocuparse en el reemplazo.

Uñac no piensa en dejar la gobernación de San Juan

Pasado el mediodía del jueves, y luego de la foto en que se los vio reunidos al presidente Alberto Fernández y al gobernador Sergio Uñac, los rumores que aseguraban que el sanjuanino sería la alternativa institucional para fortalecer a la presidencia desde un Ministerio, escalaron y se multiplicaron.

Estas versiones fueron tales que incluso en medios periodísticos de Buenos Aires comenzaron a darle como hecho y que se anunciaría en las próximas horas, junto con el nombramiento de otros jefes provinciales peronistas con el que se buscaba fortalecer la institucionalidad de Alberto.

Pero esto fue totalmente desmentido por fuentes cercanas al gobernador Uñac que expresaron que nunca estuvo en los planes del mandatario local dejar la provincia por un cargo nacional como el de un ministerio.

Lo que no se dilucidó aún es si el ofrecimiento existió realmente o fue sólo parte de un rumor político-mediático que buscaba instalar nombramientos en la Presidencia, ya que aún las renuncias de los ministros kirchneristas siguen sobre el escritorio de Alberto.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión