¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

11 C°

Martes

5 C° / 24 C°

Miercoles

15 C° / 20 C°

Cultura y Espectáculos > Emergencia cultural

La Federación de Asociaciones Musicales de San Juan reunirá a los trabajadores del sector

La federación se encuentra en un período de validación, pero ya está reuniendo a los artistas.

POR Federico Rodríguez SEGUIR
16 de septiembre de 2020

16 de septiembre de 2020

Los músicos están organizándose. Bajo el nombre de Federación de Asociaciones Musicales de San Juan (FAMS), buscan institucionalizar sus reclamos que tienen con ver con reglamentar las condiciones laborales de la actividad cultural.

En su constitución central están la Organización de Músicos Autoconvocados (OMA), la Asociación Civil de Músicos Independientes Sanjuaninos (Acmis), Asociación Musas de los Andes, Subcomisión de Autores y Compositores, Asociación Amigos de la Música, Asociación Músicas San Juan, La Camerata San Juan, Studio CI, Coro Arturo Beruti, Primer Compás y Fundación Orquesta Escuela.

Las diferentes asociaciones y fundaciones vieron la necesidad de reunirse después del Acuerdo San Juan, fue ahí que encontraron problemáticas similares, y al igual que el sector de las artes escénicas, la mayoría tenía que ver con la precariedad laboral del sector.

Carlos "Tutti" García, cantante de La Oveja Negra y miembro de la Subcomisión de Autores y Compositores como de Musas de los Andes contó a DIARIO HUARPE: “El objetivo de esto es unir a todos para conformar la federación a corto o mediano plazo. La idea es poner en común los puntos que comparte cada asociación y así elevar reclamos más concisos que ayuden a todos. También queremos sumar a aquellos que andan sueltos así tenemos la verdad una pluralidad de voces ”.

Por su parte, “Gokú” Illanes, miembro de la Organización de Músicos Autonvocados (OMA), dijo que “queremos hacer una federación que tenga contacto estrecho con los organismos de gobiernos municipales, provinciales, nacionales, y privados también que resguarde y promueva el desarrollo sostenible de quienes integren el sector de la música en San Juan. Además de reforzar reconocimiento de la música sanjuanina como patrimonio cultural, queremos poner siempre en valor el trabajo de los creadores, hacedores e intérpretes”.

“La música constituye un gran sector económico de la provincia generando empleo para los productores, músicos, técnicos, sonidistas, iluminadores y los espacios culturales. Necesitamos marcos legislativos, económicos, laborales y de formación que atiendan esta particularidad”, agregó.  

Mathías Moreno de la banda Superfan y presidente de Acmis expresó: “Necesitamos de un espacio donde estemos todas las asociaciones y todos los representantes de San Juan unidos debatiendo, y lograr un mejor desarrollo para la actividad musical, pero también trabajando en conjunto con todos los actores del Gobierno. Queremos formalizar lo que se habló en el Acuerdo San Juan para tener un espacio con el cual podamos verdaderamente ser escuchados”

“Cada músico en sus diferentes sectores tienen diferentes realidades por lo tanto nutrirnos de todas la visiones es fundamental. Podemos no concordar en algunas cosas, pero es importante el aprendizaje que se genera en estas instancias”, comentó.

Por último, María José Ortiz de la Asociación Músicas San Juan, que nuclea a las mujeres del sector, comentó: “Nuestro aporte a la federación tiene está relacionado con cuestiones de género e igualdad de oportunidades. Hay prácticas dentro del sector que violentan a las mujeres, sumado a lo difícil que puede ser que una música toque. Cuestiones como maternidad, crianza compartida y la paridad de las trabajadores es algo que es necesario que esté presente en esta federación”.

“Nuestro enfoque, además de la música como industria cultural, es como derecho, es decir, que si nace alguien en Calingasta, por ejemplo, y quiere dedicarse a la música, tenga una estructura y un Estado que lo contenga y sea propicio para su desarrollo, no una cuestión de suerte”, cerró.

La federación está en proceso de validación legal, revisando estatutos y organizando su funcionamiento, pero además se abre a todos los involucrados del sector musical para que se sumen, incluso extiende su convocatoria a aquellos músicos que no pertenezcan a ninguna institución.

Los artistas se reunieron. No quieren que sus reclamos se acumulen como un expedientes, buscan y se movilizan por generar políticas públicas para reconocer su trabajo, reconocer su tiempo de formación y visibilizar lo que se venía arrastrando dese hace tiempo. La organización colectiva es presentada como una salida en esta nueva normalidad.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.