Publicidad

Provinciales > Maeltröm

Llega a San Juan un documental clave sobre los crímenes del 2001

Un físico del Conicet logró reconstruir en imágenes cinco muertes de manifestantes. Un director joven convirtió esa investigación en película y cuenta por qué es clave para la memoria colectiva.

06 de septiembre de 2023

Un trinomio inesperado: un científico del Conicet, las imágenes que registraron los medios y un joven director de cine. Estos fueron los ingredientes para lograr Maelström, un documental que reconstruye de fotos y videos caóticos cómo fueron las muertes de cinco personas en las manifestaciones de la crisis del 2001 en Buenos Aires.  

Ahora la película, un largometraje hecho a partir de los fondos del Conicet para hacer cine y divulgar la ciencia argentina, llega a San Juan y el director habló con DIARIO HUARPE sobre cómo fue hacer el documental y la importancia que tiene para la sociedad.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Juan Pollio tiene 39 años, se graduó de la Universidad de cine de Buenos Aires y hace algunos años empezó a trabajar con el Conicet. Fue una experiencia enriquecedora, aseguró, porque se topó con una estructura que genera conocimiento y soluciones para todos los niveles de la sociedad. Y ahora parte de su trabajo consiste en contar a través de producciones audiovisuales estos aportes.

Fue en este contexto que los llamaron para retratar la relación entre ciencia y Justicia y así conoció el trabajo de Rodolfo Pregliasco, que cambió el rumbo de los juicios del 2001. El científico, especialista en física, tomó todos los registros audiovisuales y determinó dónde estuvieron cada uno de los integrantes de la Policía involucrados en los asesinatos ese día.

Estas pruebas las analizó con un programa y con el cúmulo de información que obtuvo de más de 300 horas de video que no parecían tener conexión, fue posible la condena de los responsables.

Una investigación pionera que permitió que haya Justicia

Juan Pollio conoció la historia de Pregliasco cuando el juicio había terminado y su aporte había hecho historia. Hoy es un integrante más en esta cadena porque se encarga de contar cómo esclarecieron los hechos con su documental, aunque también en entrevistas es quien se encarga de poner en valor el trabajo científico.

Publicidad

“Lo que hicimos fue entender el peritaje y por lo tanto la causa”, explicó el director. “Lo que hizo Pregliasco es analizar distintos elementos para establecer el espacio y tiempo de cada una de esas imágenes, que la mayoría eran materiales en bruto, VHS o fotos analógicas, que no tenían geolocalización hora”, agregó.

A partir de este material, que los canales de televisión tenían archivados, pero no necesariamente bien resguardado, el equipo científico fue armando las pruebas. Analizaban a qué hora había sucedido una cosa o la otra con datos como el ángulo de las sombras por el sol o incluso si veían que una vidriera estaba entera, pero sabían que a cierta hora aparecía en otras imágenes rota, podían determinar el horario.

Todo esto, sumado a un software que generó el propio científico, que bautizó el Panóptico, llegó hasta el juicio que fue en 2014. En el proceso también había archivos de audio y otras pruebas, que Pollio también incluyó en el documental.

Una causa histórica que marcó al país

El director aseguró que el documental tiene como objetivo principal poner en valor a los científicos, pero sobre todo poner en circulación este material audiovisual como una forma de mantener viva la memoria colectiva.

“Todos estos hechos de violencia institucional tienen una gran opacidad y no generan un gran quiebre como otros elementos”, reflexionó Pollio. Por eso, dijo, es importante que las imágenes estén a resguardo y para eso tuvieron que trabajar con archivos que no habían sido resguardados correctamente.

Ahora, gracias a Maelström, que si bien está disponible de forma online, tendrá una presentación especial este jueves en la UNSJ. 

Publicidad
Publicidad