¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

24 C°

Domingo

9 C° / 25 C°

Lunes

10 C° / 27 C°

Opinión > El Cronista + Huarpe

Los fantasmas más temidos en el camino hacia 2023

Débora Plager

POR Débora Plager
01 de agosto de 2019

01 de agosto de 2019

Faltan sólo 10 días y sus noches para la primera elección. Frente a la cercanía de las urnas, crecen las especulaciones y comienzan a agitarse los fantasmas más temidos en las profundas cavidades de la grieta que nos atraviesa.

¿Cuáles son las luces de alerta que desvelan a los que rechazan un regreso del kirchnerismo?

“El cambio de régimen político”, dicen algunos, al tiempo que argumentan la posibilidad de que con un gobierno de los Fernández, Argentina transite el camino hacia un populismo autoritario. El analista político Rosendo Fraga es claro y describe a esta idea “no como el populismo entendido en tanto ideología sino como cultura política”.

Fraga lo ejemplifica siguiendo la hoja de ruta de otros gobiernos de América Latina: Alberto Fujimori en Perú, Hugo Chávez en Venezuela, Daniel Ortega en Nicaragua, Evo Morales, quien ya transita su cuarto período presidencial en Bolivia.

¿Cuál es la hoja de ruta en la génesis de estos procesos?

El primer paso es la convocatoria a un referéndum para reformar la constitución. El segundo, el envío al Congreso (con el aval dado por el referéndum) de un proyecto con los puntos que se proponen reformar. La tercera iniciativa sería que el Congreso convoque a conformar la Asamblea Constituyente. Pero atención: para eso se necesitan mayorías especiales. Dos tercios tanto en Diputados como en senadores.

El camino no termina allí. El cuarto paso, y el más relevante, una vez constituida la Asamblea, esta se declara soberana y queda, como tal, en condiciones de avanzar sobre los otros poderes del estado, fundamentalmente la Justicia, para llegar así a manejar el máximo tribunal, la Corte Suprema.

Cristina Kirchner no pretende ni indultos ni amnistías. No los necesita. Irá por la nulidad de las causas. Y en cada una de las megacausas habrá espacio para una nulidad.

No le será muy difícil si regresa al poder. Encontrará en los tribunales de Comodoro Py a los mismos jueces federales que dejó su último día de Gobierno. Excepto el inefable Norberto Oyarbide, jubilado desde hace dos años.

Mal que les pese a algunos, Cristina ha tenido hasta ahora un rol muy activo en la campaña. De los ocho distritos que eligen senadores, en siete de ellos participó en la selección de candidatos. No pudo hacerlo en Entre Ríos por la negativa del gobernador Gustavo Bordet. Claramente le interesa controlar el Senado y la Provincia de Buenos Aires.

Del otro lado de la grieta no son menos espectrales los augurios. El presidente Mauricio Macri planifica las reformas pendientes: la fiscal, la laboral y la previsional.

La clave del acuerdo firmado por el gobierno de Cambiemos con el Fondo Monetario Internacional es, precisamente, la reforma del sistema previsional. Se propone una reestructuración supervisada por el Fondo con el fin de que Argentina pueda cerrar sus cuentas fiscales. Los objetivos son tres: cambiar el cálculo del haber inicial, modificar el índice de actualización por inflación y el aumento de la edad jubilatoria. Pero la frutilla del postre sería ir por las cajas previsionales. Esa idea es la que desvela a los técnicos del Fondo Monetario Internacional.

Hoy coexisten 76 organismos de previsión y seguridad social en Argentina. Colegios de abogados, escribanos y militares. Cada una de esas cajas tienen sus recursos e invierten de manera conservadora sus utilidades. Constituyen un botín apetecible. El argumento para ir por esos fondos podría ser la doble imposición y la necesidad de unificar las cajas previsionales. De hecho la ANSeS en su génesis fue la unificación de las cajas de comercio, industria y empleados públicos en el marco del proceso privatizador y de reforma del estado llevado adelante por el gobierno de Carlos Menem.

El cambio en el cálculo de actualización por inflación seria un modo de desindexar las jubilaciones que perderían mes a mes poder adquisitivo. Si bien en contraposición con este argumento podría esgrimirse la prórroga que firmó el presidente Mauricio Macri para poder jubilarse sin aportes. Quienes conocen de temas previsionales aseguran que el universo remanente para poder hacerlo es muy exiguo.

Así planteados los escenarios, Argentina parece estar a las puertas de una elección crucial en la cual se definirán dos modelos de país.

El dato relevante de las PASO será no solo la ventaja que saque la fórmula De Alberto Fernández - Cristina Kirchner por sobre la de Mauricio Macri - Miguel Pichetto, sino la posibilidad de que la fuerza política que obtenga el primer lugar quede cerca de los 45 puntos que permitan ganar en primera vuelta.

El Gobierno necesita que la distancia sea igual o menor a cinco puntos para evitar turbulencias en la economía que pongan el peligro los eternos dos meses y medio que le quedarán hasta la crucial elección de octubre.

Sin embargo no valen lo mismo cinco puntos en un escenario de 38% para Fernández y 33% para Macri, que si los primeros sacan 42% y los segundos, 37%. Sigue habiendo cinco puntos de distancia, pero en el segundo escenario Alberto Fernández - Cristina Kirchner quedan a un paso de llegar a octubre con el 45%. Especialmente tomando en cuenta que en las PASO los votos en blanco se computan y en las elecciones generales, no.

De modo que en la proyección, el que vaya primero se acercará a la posibilidad de ganar en primera vuelta no sólo sumando algunos votos más sino por un tema de proporcionalidad en el recuento.

Será necesario un trabajo de docencia cívica para el famoso votante “desencantado” de Macri pero “fanáticamente” refractario a la vuelta del kirchnerismo.

Los que intentan convertirse en la tercera opción temen que la polarización extrema complique la fiscalización y el recuento definitivo de los votos. Un histórico dirigente con varias elecciones en el lomo, hoy lejos de las dos fuerzas mayoritarias, asegura : “Nosotros solíamos tener uno o dos fiscales por mesa, ahora con suerte tenemos uno cada tres. Y todos sabemos que cuando no tenés fiscales, los votos desaparecen en los pasillos de las escuelas bonaerenses”.

 

*La autora es periodista; conductora. Intratables (América 2). Involucrados

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión