AHORA

9 C°

Miercoles

12 C° / 27 C°

Jueves

11 C° / 18 C°

Salud > Salud

Peeling enzimático, la alternativa natural para una piel soñada

A diferencia de los tratamientos químicos o mecánicos, pueden realizarlo embarazadas y personas con rosácea. En esta nota, la especialista en estética Julieta Mallea explica los principales beneficios de este método natural.

POR REDACCIÓN

12 de septiembre de 2019

El peeling enzimático es un procedimiento de exfoliación profunda pero, a diferencia de otros más conocidos como los químicos o mecánicos, en este caso se realiza con productos de origen vegetal lo que lo hace mucho más suave e inofensivo. Incluso, suele indicarse par pieles con rosácea, acné o para embarazadas.

Como explica la especialista, Julieta Mallea (propietaria de la estética Esencia de Mujer) este tipo de exfoliación se realiza utilizando las enzimas de productos naturales como el ananá, el aloe vera, la calabaza y otras frutas, que son capaces de penetrar en la piel. Éstas, deshacen las uniones entre las células muertas lo que permite que se desprendan sin dañar las células vivas, algo que sí ocurre con otro tipo de procedimientos.

 “Una de las principales ventajas del peeling enzimático es que facilita la renovación cutánea sin dañar la piel del rostro ni ser necesario ningún tiempo de recuperación. La piel queda tersa y radiante desde la primera sesión y sin zonas sonrojadas”, explica Mallea. Además, el peeling enzimático ayuda a acelerar el proceso de exfoliación natural, limpia los poros y mejora la textura y elasticidad del cutis.

En relación a quienes pueden realizarlo, Julieta Mallea explica que es apto para todo tipo de piel y edades, ya que es muy suave. Sobre la época del año ideal, cuenta que los peelings se realizan siempre en invierno para evitar la exposición solar y los daños que esta causa pero, en este caso, también se puede realizar en verano con la precaución de utilizar un buen bloqueador solar.

Como explica la esteticista, desde la primer sesión se notan grandes cambios en cuanto a la lozanía y brillo de la piel, aunque lo ideal es realizar un tratamiento de ocho visitas para aprovechar al máximo los beneficios que pueden lograrse.

Paso a paso para una piel radiante

Una sesión de peeling enzimático con Julieta Mallea tiene una duración de, aproximadamente, una hora y media. Comienza con una emulsión de limpieza profunda que debe colocarse con movimientos suaves. A esto le sigue una exfoliación con productos naturales que tiene como objetivo preparar la piel para la máscara enzimática, retirando restos de maquillaje y bacterias de la piel. “El peeling actúa a nivel profundo y, por esta razón, si hay bacterias en la superficie y se coloca el producto puede provocar que la bacteria se va hacia adentro y se puede formar un grano infectado”, advierte la experta.

La máscara enzimática se coloca luego y se deja actuar de 10 a 20 minutos. Se retira con esponjas de origen marino y se coloca una ampolla de ácido hialurónico para hidratar profundamente.

Finalmente, se sella la piel con una emulsión de té verde, altamente hidratante, y factor de protección solar.

Para más información:

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?