Publicidad

Yo construyo

Prepará tu casa o departamento para alquilar a turistas

San Juan es un destino emergente a nivel turístico y eso se hace notar en temporadas altas, cuando la capacidad hotelera se ve desbordada. Si tenés pensado alquilar tu casa de fin de semana o un inmueble que heredaste, presta atención a estos consejos.

POR REDACCIÓN

04 de agosto de 2022

En los últimos tiempos San Juan se está posicionando como destino emergente a nivel turístico. Los viajeros, atraídos por la gastronomía, paisajes y eventos deportivos, desbordan, muchas veces, la capacidad de alojamiento de la provincia. Es justamente en ese contexto que algunos propietarios de casas de fin de semana o herederos de antiguas estancias deciden ponerlas en alquiler para ganar algunos pesos extra.

Poner en alquiler algo que, hasta el momento, era para el disfrute familiar significa despersonalizar los espacios y pensar en el disfrute del viajero, en la experiencia que le ofreceremos durante su estadía. Esto es fundamental para tener éxito con futuros interesados, ya que con las redes sociales y plataformas de oferta hotelera existe la posibilidad de que, quienes conocieron el lugar, dejen su puntuación o valoración. Cualquier defecto en el inmueble o experiencia desagradable, será seguramente volcada en dicha reseña.

Publicidad

Ahora bien, lo anterior no significa que, para ofrecer el inmueble se deba realizar una gran inversión, sino diseñar inteligentemente los espacios para brindar un buen servicio y que el turista se sienta a gusto durante su estadía. Para logar este cometido, la arquitecta Laura Cocinero, directora del estudio UNOENCIEN y especialista en diseño de interiores nos explica algunos puntos a tener en cuenta.

#1: Si la reseña lo enuncia, tiene que estar y funcionar

Normalmente, al poner en alquiler una casa o departamento, la promocionamos a través de redes sociales o plataformas digitales. Allí, colocamos fotos y una descripción d lo que se ofrece. Es importante que las fotos capten la atención de los posibles inquilinos, pero, también, que sean reales, puesto que se transforma en una sorpresa muy desagradable al llegar, si lo que se ve no es igual a lo que se contrató. De igual manera, si la reseña enumera una serie de servicios, estos tienen que estar. Los cuchillos deben cortar, el WiFi debe funcionar y el aire acondicionado, enfriar.

En este punto es importante realizar una inversión inicial en utensilios de cocina de buena calidad y controlar frecuentemente que todos los artefactos funcionen. Si, momentáneamente, algo se rompe y no se llega con el arreglo a tiempo, es mejor aclararlo antes de que el visitante llegue.

Es importante revisar periódicamente que todo funcione y así evitar disgustos.

#2: Limpieza

La limpieza siempre fue algo fundamental en este tipo de inmuebles de alquiler, ya que se trata de espacios en los que se sabe que un desconocido habitó  antes que nosotros y, por tal razón, se trata de algo desagradable encontrar rastros de su visita. Parece algo obvio, pero no siempre lo es.

Publicidad

Las sábanas deben estar planchadas perfectamente, ya que esto da sensación de pulcritud. El ambiente perfumado. Las toallas y toallones no deben tener manchas y estar correctamente dobladas. El orden y la limpieza juegan un papel fundamental para causar una buena primera impresión y, en este punto, puede resultar útil elegir muebles y sean fáciles de limpiar, con patas altas o, directamente colgados de los muros. 

Fumigar periódicamente los ambientes también es importante, sobre todo después de cortar el césped o luego de algún tiempo en el que la vivienda estuvo deshabitada. Los insectos, más allá de generar miedo dan algunas personas, dan sensación de suciedad.

Fumigar para evitar invasores que asusten a los huéspedes.

#3: Decoración

Este punto parece superfluo, pero no lo es. En las puntuaciones vertidas en las páginas más conocidas de alquiler muchos usuarios les bajan la calificación a los inmuebles por la decoración y no es raro que esto ocurra. Se trata de un elemento más que tenemos a nuestro alcance para brindar una agradable experiencia al visitante.

Claro está que lo que se busca es un balance entre el costo y el beneficio obtenido. Se trata de hacer que la vivienda resulte atractiva sin que nos cueste un riñón, pues no olvidemos que, en el fondo, lo que se busca es sacarle un dinerillo y, por tanto, los a priori inciertos ingresos deben superar claramente a los costos.

Muchas veces se cuenta con algunos muebles que se logró “juntar”. Algunos heredados, otros que ya no se usan en casa. Todos pueden funcionar si se los integra como un todo. Para ello, lo más rápido y barato puede ser un poco de pintura y pincel. Unificar a través del color y algunos detalles que los hagan parte de un diseño integral. Por ejemplo, si contamos con una mesa de comedor y 6 sillas diferentes, una idea útil puede ser pintar el juego de un mismo color y colocarle almohadones haciendo juego. De esta forma, aunque los estilos no sean los mismos, a la vista se ve un todo armónico. Si la idea es reutilizar el “rejunte”, diseñarlo de manera que se sepa intencional. Si se tienen platos diferentes, que todos lo sean y jugar con esa onda ecléctica.

Unificar a través del color es una buena ayuda económica para aprovechar el "rejunte" de muebles.

En cuanto a la cantidad de muebles y espacio de guardado, estos deben ser pocos, sencillos y bien escogidos. Los muebles doble función, como un sofá cama en el living, son una buena idea para, por ejemplo, ampliar la capacidad a más personas. Otro elemento a tener en cuenta son los portavalijas o algún puf o banco que cumpla dicha función y haga más fácil el armado y desarmado del equipaje.

Despersonalizar los espacios también es un punto importante: sacar portarretratos familiares, souvenirs, etc., y buscar un estilo simple que guste a todo huésped.

#5: Aprovechá las vistas

Si tu residencia para alquilar se encuentra en alguno de los puntos privilegiados de la provincia, una buena estrategia es sacarle el jugo a los paisajes y utilizar las vistas como un elemento decorativo más. Quizás las ventanas no den a las montañas, o a un dique, pero con el sólo hecho de que puedan dejar entrar un poco de la naturaleza ya es suficiente. Al fin y al cabo, eso es lo que busca disfrutar el turista.

Para esto, es importante jugar con el doble cortinado: por un lado, una tela más pesada y que no deje entrar la luz (sobre todo en días muy calurosos), y por otro, un género más liviano que brinde privacidad pero que deje entrar la luz y disfrutar de lo natural.

Los paisajes sanjuaninos son dignos de aprovechar. Si no tenés una gran vista, podés crearla a través de la naturaleza y especies autóctonas.

Por último, un consejo que tiene que ver con las sensaciones que le haremos sentir al visitante es dejar algunos detalles para darle la bienvenida. Un vino sanjuanino, algunos bocaditos típicos del lugar, velas románticas o algunos dulces son ideas sencillas de aplicar. También, es recomendable asesorarse en las oficinas de turismo sobre actividades y servicios para que el turista disfrute… ¡seguro te lo preguntarán y es mejor estar prevenido!. Estos, son algunos  detalles que mejorarán su experiencia y favorecerán las recomendaciones, tan importantes en estos casos.

Algunos detalles que hacen sentir bienvenido al huésped.Algunos detalles que hacen sentir bienvenido al huésped.

La arquitecta Laura Cocinero pasó por el living del programa Yo Te Invito (17 hs, Telesol) y habló sobre el tema:

    Publicidad
    Más Leídas
    Publicidad