San Martín se reencontró con el golSan Martín se reencontró con el gol

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

4 C°

sábado

4 C° / 8 C°

domingo

0 C° / 10 C°

Deportes > Primera Nacional

San Martín se reencontró con el gol

Luego de tres fechas, regresó al triunfo superando 3-1 a Nueva Chicago. Matías Escudero, Matías Giménez y Tomás Fernández  fueron los artilleros.

Tomás Fernández grita su gol, el tercero de San Martín para reencontrarse con el triunfo luego de tres fechas.

POR Sebastián Marengo
21 de mayo de 2022

21 de mayo de 2022

El grito de desahogo y convencimiento se exclamó tan fuerte en Concepción como los tres goles que le dieron la victoria a San Martín sobre Nueva Chicago por 3-1. Porque cortó una racha de tres encuentros sin triunfo (sólo obtuvo un empate). Y lo más destacado es que volvió a convertir, y golear, para quebrar una falencia que lo venía condenando y frustrando.

El objetivo de ganar lo alcanzó este sábado, por la 16ta fecha de la B Nacional, en su reducto de Concepción, y quedó muy cerca de meterse en zona de clasificación. Sin embargo, hoy esa no es la prioridad, sino sumar de a tres puntos para ganar confianza y creer en sus virtudes.

Antuña cambió el sistema, metió mano, apostó por otra distribución, se la jugó con cinco volantes y un delantero para tener control y a partir de ahí poder quedar de cara al gol. Y la fórmula le costó, pero dio sus frutos recién en el complemento.

Porque fue en el segundo tiempo donde, en base a las falencias de Chicago en los 45’ iniciales, atacó por donde había mostrado fragilidad y así a los 18’ liquidó el partido con los goles de Giménez y Fernández. Fue un golpe de reacción, orden, efectividad y saber leer el partido.

Porque en el primer tiempo no tuvo juego asociado y sus intentos fueron por el camino equivocado. Y eso que a los 3’ ya lo ganaba por el cabezazo de Escudero. Pero lejos de potenciar ese tanto, se equivocó en el fondo y sobre los 16’, Tomás González lo igualó en el primer tiro al arco de Chicago.

Lo que vino luego del empate fue un rendimiento pobre, incluso por momentos sin espacio para jugar porque sus cinco volantes entorpecían el andamiaje. Tomás Fernández mostró otra actitud pero al no tener compañía sus intenciones se perdieron en el intento y las que tuvo fueron desperdiciadas por la mala definición de Sebastián Ramírez.

No obstante, ese primer parcial dejó en evidencia que el retroceso de Chicago era defectuoso, que quedaba mal parado, y que al no tener profundidad permitía soltar jugadores y ser más incisivo.

Lectura que hizo Antuña y sus dirigidos para romper el empate y sentenciarlo rápidamente. Dante Alvarez, el marcador de punta izquierdo, fue la punta de lanza para la otra versión verdinegra. La que se llevó por delante el Torito con una propuesta profunda y rápida para dejarlo sin lugar a la reacción, sumado a un mejor panorama para distribuir el juego.

Giménez, que fue el único delantero, estampó el 2-1 a los 10’ del complemente tras una “enorme” jugada de Álvarez; y Fernández definió cruzado sobre los 18’, luego de una asistencia perfecta del ingresado Ignacio Antonio.

El 3-1 no dio lugar para más. Los cambios en Chicago no hicieron más que confundirlo y dejarlo sin opción de taque. Diferente al Verdinegro que le dio aire al equipo con las cinco variantes, así logró equilibrio, tenencia de pelota y hasta pudo aumentar un marcador que marcó el regreso al gol y a la victoria que pedía a gritos.   

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión