Publicidad

Yo construyo > Color a las paredes

Tendencia: murales en el diseño de interiores

Se trata de un recurso decorativo poco convencional que nos permite personalizar los espacios y darles una nueva vida. En esta nota, exploramos algunas de las opciones.

02 de junio de 2022

A la hora de pensar y diseñar los espacios de la casa, las paredes son un elemento crucial, puesto que se llevan la mayor parte de la carga visual del ambiente. Normalmente, se las viste con pintura, muebles, cuadros...pero en este 2022 una nueva tendencia está pisando fuerte en el interiorismo y se suma como una opción a tener en cuenta: los murales. Sí, así es. Aunque puede causar un poco de miedo pensar en un mural en el interior de la casa, lo cierto es que se trata de una propuesta divertida, original, que viste el espacio y lo dota de personalidad. Podemos elegir paisajes, personajes, texturas. La gama de posibilidades es tan amplia que, a continuación, vamos a detallar algunas de las que podemos adoptar.

Papel pintado vs. mural artístico

La gran diferencia entre el papel pintado y un mural artístico, es que el primero representa un patrón con un motivo repetido (vegetal, geométrico, oriental, animales, etc.) mientras que el mural presenta una sola figura, escena, paisaje. Por otro lado, mientras el papel pintado está realizado con base de papel, el mural puede estar pintado a mano o tener soporte de papel o vinilo.

Publicidad

Los murales como parte de la decoración de interiores y exteriores, han llegado para quedarse con la incorporación de nuevos materiales y formas de expresión. Hoy en día está al alcance de la mano crear paredes únicas con murales decorativos diseñados para aportar un extra de personalidad y diseño a nuestros hogares.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Beneficios de esta propuesta:

Sin duda alguna, los murales han tomado un gran protagonismo en los últimos años debido a su facilidad de aplicación y remoción. Ayuda a que los espacios puedan cambiar rápidamente sin necesidad de hacer grandes remodelaciones. Podes o no cambiar el mobiliario, sin embargo, si colocás un papel o pintás un mural, el espacio cambiará en su totalidad, con un plus en cuanto al diseño general.

Opciones de murales:

Existen varias opciones al alcance de nuestra mano, estas son:

Vinilos murales: son una gran idea a la hora de renovar los espacios sin necesidad de entrar en obra ni de romper nada.

Además de ser una alternativa económica, te permite cambiar completamente los ambientes en cuestión de minutos. Son fáciles de colocar, resisten el agua, el calor y la humedad, son lavables, protegen la superficie de manchas y rayones y no dejan residuos al retirarlos.

Publicidad

Mural de papel: el papel pintado es un elemento artístico que lleva tiempo vistiendo y decorando paredes. Cobra mucho protagonismo en el lugar que lo coloques.

Es una de las opciones más fáciles para renovar una habitación en poco tiempo. Hoy el mercado ofrece una amplia variedad de diseños en papel pintado, desde patrones que se repiten hasta figuras que cobran protagonismo en esa habitación. Animate a elegir un diseño que realce tu casa.

Mural de cerámico: por lo general, son creados con la técnica de mosaico y consisten en pequeñas lozas adheridas que forman un diseño. De este tipo de murales hay muchos ejemplos, algunos en edificios, plazas y en murales de interiores. Otro tipo similar es el mural de estilo romano o teselas, hecho con rocas, piedras, vidrio, etc.

Mural de Vitraux: el mural de vitraux se realiza sobre vidrio y el tradicional consta de vidrios coloridos engarzados en plomo, los que forjan un diseño colorido muy vistoso que se realza con la iluminación natural.

Mural de relieve escultórico: El mural de relieve escultórico es el que suele verse en templos o monumentos. Sobre el muro se encuentra la figura que puede estar en bajorrelieve o sobrerrelieve.

Piedra, cemento, madera o resinas plásticas son materiales con los cuales se hacen estas obras.

Un tipo de mural similar al escultórico es el esgrafiado, en el cual se utiliza el volumen combinado con la pintura mural.

Mural de tela: los murales de tela consisten en un estilo de tapiz de grandes dimensiones pintados por un artista. Es un estilo de mural ideal para la decoración actual porque es liviano, colorido y da una sensación de frescura y modernidad.

Mural de pintura: es el clásico del diseño de interiores DIY o "hacelo vos mismo". Las tendencias actuales de la decoración hecha por apasionados del bricolaje y la simplicidad de la técnica lo han transformado en un favorito, pues con el esténcil se pueden crear murales hermosos sin ser un experto del dibujo y la pintura, sólo basta elegir el diseño de esténcil que prefieras y repetir ese patrón a lo largo de toda la pared.

Dónde lo ponemos y cómo elegir

Ya sea para marcar la impronta personal de una habitación, dar vida a un baño pequeño o hacer que un pasillo poco iluminado se luzca más, terminan siendo una opción muy elegida por diseñadores y clientes. Los hay de tantos estilos como gustos personales existen y sus motivos pueden ser figurativos o abstractos. Por lo general, los diseños se realizan a medida y parten de un boceto en papel que luego es trasladado a gran escala a la pared, donde se vuelven verdaderos protagonistas.

Entre las opciones en cuanto a diseño son infinitas, sin embargo, las más comunes son:

  • Imágenes figurativas
  • Imágenes abstractas
  • Geométricos
  • Naturaleza
  • Florales
  • Con composiciones de colores vibrantes
  • Monocromáticos
  • Fotografías
  • Mural Trompe LOeil: Trompe LOeil significa en francés “trampa para el ojo”, y se refiere al mural que se asemeja a una imagen real. Es el caso de una imagen de cielos y nubes, de paisaje, de ventana con un paisaje, etcétera.

En cuanto a la ubicación del mural, es importante elegir una pared que se encuentre lo más completa posible. Es decir, sin  puertas, ventanas, muebles o cualquier elemento que pueda entorpecer el diseño. En ambientes pequeños, un diseño compuesto por grandes elementos puede sobrecargar demasiado el espacio y hacerlo ver aún más chico. Por esta razón, en estos casos, lo que se recomienda es optar por un diseño compuesto de formas pequeñas que conformen un patrón o, bien, un paisaje que tenga amplitud (en la habitación de los chicos, por ejemplo). Así, se podrá dotar de personalidad y color a la pared, a la vez que se generará sensación de amplitud en el ambiente.

    Publicidad
    Publicidad