Publicidad

Deportes > Fútbol local

Unión, un equipo sólido que tuvo en su oficio la llave para ser campeón

Venció a Aberastain y se quedó con el Torneo de Invierno. Lo lamentable fue el final, que le impidió al Azul dar la vuelta olímpica.   

17 de julio de 2022

La fiesta del campeón fue a medias. Unión superó a Aberastain 2-1 en la final del Torneo de Invierno del fútbol sanjuanino y ratificó que fue el mejor del semestre. No le sobró nada, porque el equipo pocitano fue un duro y gran rival, pero pegó en los momentos justos e hizo de su oficio su arma para quedarse con el partido en el Estadio del Bicentenario. Y lo que pintaba para un domingo inolvidable para los de Villa Krause, concluyó en un bochorno generalizado por la invasión de campo de los hinchas, plagado de desmanes, y que le impidió al nuevo campeón festejar y recibir la copa.

En cancha, donde se enfrentaron los dos mejores equipos, estuvieron marcados los dos estilos y las propuestas. En lo futbolístico fue Aberastain quien propuso y en varios pasajes del partido lo controló, pero la falta de efectividad lo condicionó siempre. Mientras que Unión tuvo capacidad para pegar en los momentos justos y con una solidez defensiva supo controlar al rival.

Publicidad

A los 40 segundos de iniciado el partido, el Azul pegó. Sergio Olivares definió la jugada que armaron Simone y Sisterna, y ese 1-0 le dio la tranquilidad para jugar con el resultado y esperar a Aberastain.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Porque el Naranja no sintió el golpe y empezó a construir su juego, generando un circuito con Leonel Yapura, Germán Giménez y Juan Fernández, que puso al equipo en campo de Unión y dominó el trámite, pero careció de efectividad en las cuatro opciones clara que tuvo para empatarlo.

Unión anuló a Facundo Pelletán, el hombre de área de Aberastain, y se mostró rápido para resolver y así salió del agobio. Porque cuando parecía que la igualdad caía, Ramiro Sisterna se la picó al arquero y estampó el 2-0 a los 31’.

El primer tiempo ofreció dos caras, con cada uno teniendo su momento, pero con Unión que le supo sacar provecho. Aberastain se pinchó en esos minutos que le quedaron al parcial inicial, para en el complemento volver a tomar las acciones del partido y tener velocidad por las bandas para arrinconar a Unión.

Publicidad

Y así fue que a los 9’, Facundo Guevara descontó y encendió la luz de la ilusión para los pocitanos, que inclinaron la cancha y cuando parecía que el empate podía caer, Mauricio Barrionuevo se fue expulsado. Y con un jugador menos todo fue cuesta arriba para Aberastain.

A partir de ahí se comenzó a escribir el título de campeón de Unión, que movió piezas, metió cambios, buscó tenencia de pelota y no pasó sobresaltos. Mientras que el Naranja fue todo lo contrario, se desarticuló y buscó reinventarse con movimientos tácticas, que no dieron sus frutos.

El pitazó final de Sebastián Fernández, a los 51’, marcó que Unión es el nuevo campeón sanjuanino, pero a la vez desató la barbarie, con la invasión de cancha primero de Unión y luego de Aberastain a modo de reacción, con robos, rotura de alambrados, agresiones de hinchas a jugadores, elementos contundentes que volaban de la cancha hacia la tribuna y viceversa. Y la Policía reprimiendo y evacuando el estadio con gases lacrimógenos para un triste desenlace que opaco la final y el título de Unión.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad