AHORA

11 C°

Jueves

13 C° / 24 C°

Viernes

10 C° / 18 C°

Salud > Por más calidad de vida

El Parkinson y la puerta abierta a un nuevo tratamiento

Los investigadores argentinos fueron los encargados de identificar a la molécula Fyn como un posible blanco terapéutico para reducir los efectos adversos del tratamiento.

POR REDACCIÓN

12 de abril de 2018

Cada 11 de abril se recuerda Día Mundial del Parkinson. Temblor, lentitud del movimiento, rigidez son los síntomas característicos, pero la enfermedad se caracteriza también por los llamados síntomas no motores: depresión, trastornos del sueño, constipación, apatía, trastornos del olfato.

Se estima que en Argentina son 80 mil personas las afectadas por este malestar y desde la ciencia aspiran mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Los científicos del CONICET estudian los mecanismos moleculares para mejorar el tratamiento pero sobre todo buscan entender por qué la terapia contra el Parkinson produce disquinesias: un efecto secundario de la L-DOPA o levodopa, la droga que se usa para combatir los daños que produce esta enfermedad neurodegenerativa.

Los efectos secundarios de esta medicación consisten en movimientos involuntarios que se producen después de 5 a 10 años de iniciado el tratamiento. El mundo de la ciencia quiere encontrar algún tratamiento que evite o reduzca  este efecto que lleva a una mayor incapacidad y disminuye la calidad de vida de los pacientes.

Los investigadores argentinos que trabajan en Laboratorio de Parkinson Experimental del Instituto de Investigaciones Farmacológicas, recibieron un subsidio de la Fundación Michael Fox para estudiar el Parkinson y fueron los encargados de identificar a la molécula Fyn como un posible blanco terapéutico para reducir estos movimientos.

El hallazgo se observó en ratones que emulan la enfermedad de Parkinson y no tiene el gen que produce esa proteína, la tirosina quinasa.

Además, se compró que el uso de un inhibidor farmacológico de Fyn sería efectivo para reducir la aparición de disquinesias. Los resultados fueron publicados en la revista científica Molecular Neurobiology, y corroboraron que la molécula es intermediaria en el mecanismo de producción de disquinesia y que su modulación farmacológica es efectiva.

FUENTE INFOBAE

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.