¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

18 C°

Viernes

19 C° / 31 C°

Sábado

20 C° / 33 C°

Yo construyo > en la previa del verano

Con la vuelta del calor, consejos para gastar menos energía al usar el aire 

La factura de la energía suele ser una preocupación cada vez que se busca refrescar un ambiente, pero hay opciones para que no haya que elegir entre pasar el verano o llegar a fin de mes.

POR REDACCIÓN

11 de noviembre de 2021

El aire acondicionado en San Juan es una necesidad más que un lujo. Con temperaturas que rozan o superan los 40º en los meses más cálidos y el anticipo de una semana extrema en pleno octubre, para muchas familias es una preocupación real cómo pasar el verano sanjuanino con cierta comodidad.

Los aires tienen un consumo alto y un impacto no menor en un contexto de calentamiento global, pero buenas prácticas pueden servir para mantener estos valores en el mínimo. Es que para muchos la situación económica puede significar elegir entre pasar el verano con comodidad o llegar a fin de mes. 

Esto puede evitarse con buenas prácticas de instalación y mantenimiento de los equipos. En un principio a la hora de comprar es importante tener el asesoramiento correcto para calcular la potencia necesaria según el ambiente. Luego es fundamental que un especialista matriculado se encargue de la instalación con materiales homologados. Es que cualquier falla en este paso significará un esfuerzo extra del aparato para alcanzar la temperatura deseada y por lo tanto más gasto. 

Un error común es calcular la potencia de los aires según los metros cuadrados únicamente. En cambio es mejor tener en cuenta el tipo de uso del espacio, si las personas permanecen quietas o se mueven constantemente, aumentando la temperatura, si tiene ventanas que dejen ingresar luz y por lo tanto calor o la cantidad de veces que se abren y cierran puertas. Si el equipo es chico deberá usar más potencia por más tiempo y esto es algo que se debe evitar. Si se compra uno muy grande será un gasto innecesario en la adquisición y luego durante el uso. 

Además las nuevas tecnologías también ofrecen beneficios. Cada vez más las empresas encargadas de fabricar buscan reducir el consumo de energía para volverse competitivos. Actualizar un modelo muy viejo puede significar un ahorro en el largo plazo. 

El mantenimiento es otro factor fundamental, que alarga la vida útil y permite enfriar mejor y gastando menos. Los primeros controles es preferible hacerlos a principios de temporada, entre septiembre y noviembre, para asegurarse de que están en condiciones cuando lleguen diciembre y enero, los meses cuando más funciona. Esto incluye limpieza, service técnico y limpieza de filtros, que puede realizar una vez al mes el mismo cliente. También se debe controlar el gas y los cables, esto último con la asistencia de un profesional. 

Finalmente, utilizarlos en una temperatura adecuada, los 24º, hará que los ambientes estén a una temperatura cómoda sin gastar en exceso. A todo esto se suma la necesidad de a cada cierto tiempo ventilar los ambientes debido a los protocolos de Covid-19. 

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión