AHORA

32 C°

Lunes

23 C° / 34 C°

Martes

23 C° / 36 C°

Opinión > Contenido Patrocinado

Día de Reyes… ¡Día de sorpresa!

Hugo Lescano

POR Hugo Lescano SEGUIR
06 de enero de 2020

06 de enero de 2020

La mandíbula cayendo, los ojos abiertos y los párpados retraídos: la sorpresa es una de las siete emociones básicas que se expresan en nuestro rostro de manera universal. Eso significa que, sin importar el lugar de nacimiento (China, Rusia, África o Argentina), la sorpresa se expresa inconscientemente del mismo modo en nuestro rostro y es fácil identificarla. En ocasiones puede ser expresada con cierta simulación o de modo muy sutil. La sorpresa dura escasos segundos, por lo general medio segundo, y rápidamente se convierte en otra emoción. Por esa razón, si queremos detectar la sorpresa genuina en el rostro de nuestros interlocutores, debemos estar muy atentos.

Hoy es un día ideal para aprender cómo se expresa la sorpresa. Durante la noche de ayer, centenares de niños estuvieron expectantes como preludio de la tradicional sorpresa del “regalo de Reyes”. Lo curioso es que la tradición fue desfigurando la historia. El Evangelio según San Mateo señala que Herodes y toda la ciudad se conmovió con la llegada de los sabios de oriente. Los teólogos expertos están de acuerdo en que una ciudad completa no podría conmoverse y sorprenderse con la llegada de solo tres personas en sus camellos. Se cree que se trató de una gran caravana de hombres sabios y poderosos, con sus sirvientes y esclavos, que ingresaron a la ciudad para homenajear al niño de Belén. Los tres regalos, incienso, oro y mirra, dieron lugar a la tradición de “los tres Reyes”. Tampoco se menciona en ningún documento que se tratara de reyes. ¿Sorprendidos? Sí se afirma que eran “magos”. A propósito, la palabra “mago”, del griego μάγος, refiere en realidad a “sacerdotes” de otras culturas.

En resumen, hoy podríamos conmemorar, además, el día de la sorpresa: sorpresa al enterarnos que no eran reyes, ni magos, ni tres. Sorpresa al enterarnos que los únicos “religiosos” que reconocieron al niño de Belén no fueron los propios, sino otros sacerdotes llamados “paganos”. Y, por último, podemos celebrar la sorpresa en el rostro de nuestros niños al ver los zapatos con (o en algunos casos sin) regalos. Sea como sea, la sorpresa no puede ocultarse, sencillamente porque como decimos en nuestro laboratorio “nuestro cuerpo no sabe mentir”.

 

Hugo Lescano es el Director del Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal y del Centro Certificador de Coaching Dialéctico (ambos con sede en Buenos Aires), estudió teología en la Universidad Adventista del Plata y fue galardonado en 2019 con el premio al Consultor Político del Año en EE. UU. Lescano dictará este año por primera vez en San Juan la Doble Certificación en Comunicación No Verbal con Coaching Dialéctico. Para más información, comunicarse al 2644992504 o abellino@cccdialectico.com.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?