Publicidad

Deportes > Primera Nacional

Fin a la fortaleza de local: San Martín perdió el partido clave para sus aspiraciones de ascenso

El Verdinegro cayó en el Hilario Sánchez ante su homónimo tucumano y rival directo.

Por Sebastián Marengo
28 de julio de 2022

La racha de 10 partidos sin derrotas jugando de local se cortó. San Martín perdió un partido clave para sus aspiraciones de ascenso. Fue 2-0 ante su homónimo tucumano, que supo cambiar a tiempo cuando el Verdinegro era más e imponía su ritmo de juego, y en dos ráfagas en el complemento le dio un duro golpe a las ilusiones del equipo sanjuanino. El mismo que tuvo un gran arranque, pero no gravitó en la ofensiva y ese déficit opacó todo lo positivo que desarrolló en cancha.

El equipo de Antuña dejó escapar tres puntos para escalar en la tabla y se mantiene en el octavo lugar y en puestos de clasificación al reducido para el segundo ascenso. Mientras que los tucumanos quedaron segundos. Esa diferencia en la tabla de posiciones se tradujo en el partido jugado por la 26ª fecha de la Primera Nacional en Concepción.

Publicidad

San Martín tuvo un feroz arranque. La intensidad en su propuesta marcó el camino, porque impuso su ritmo de juego y cuando aceleró fue mucho más. Se paró en territorio rival, lo presionó, le sacó la pelota y tuvo un despliegue interesante. Soltó jugadores por las bandas y encontró varias armas para desnivelar ante un equipo tucumano que lo esperó y se cerró en defensa.

El gasto fue del verdinegro pero sin poder de resolución. Un intento de Martín Rivero, tras asistencia de Giménez, y otro de Ignacio Lago, luego que Escudero peinará un centro, fueron los únicos intentos, que no tuvieron el peligro ni la comodidad para convertirlos.

A San Martín le faltó arriesgar y soltarse más, para sacarle el real valor a lo que desplegó en el primer tiempo, que fue altamente positivo. Porque todo se modificó en el complemento, De Muner, DT del santo tucumano, cambió tres de los cuatro volantes (ingresaron Larralde, Andrada y Gómez) y eso cambió totalmente el partido. La clave del triunfo visitante estuvo en ese juego estratégico.

Le cortó el circuito futbolístico a San Martín, le cerró los caminos y así se fue quedando sin ideas en los metros finales. Perdió control de pelota, intensidad, y en la primera desinteligencia el Ciruja pegó con el gol de Abregú, tras capitalizar tres cabezazos en el área y el remate que se desvió en Escudero.

Publicidad

Con el resultado adverso llegaron los cambios, Antuña metió peso en ataque, pero careció de un conductor quedando expuesto siempre. Que lo aprovechó la visita, a los 36’, con el frentazo impecable de Miritello ante la débil marca del ingresado Dilena. El 2-0 cerró definitivamente el partido, dejó expuesto a un equipo sin reacción tras el golpe y le puso punto final a la racha auspiciosa de local tras 144 días.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad