¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

29 C°

Domingo

16 C° / 33 C°

Lunes

17 C° / 34 C°

El Cronista > FINANZAS Y MERCADOS

Los bonos caen 2% y el riesgo país se afianza por encima de los 1400 puntos

Los bonos amplían el proceso correctivo y no logran hacer pie. El riesgo país trepa 30 unidades y avanza más de 2%, con lo que supera el 32% en lo que va del mes.

Foto: Cronista.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

15 de octubre de 2020

Sigue el desplome de bonos argentinos por la falta de confianza de los inversores hacia el GobiernoLa falta de un plan económico y la incertidumbre genera un contexto negativo para los papeles locales que acumulan perdidas mayores al 22% en todos los tramos de la curva de ley local y un promedio de baja del 18% para los bonos de Ley NY. Las tasas siguen desplazándose al alza y el Riesgo País mantiene la tendencia a la suba.

El índice S&P Merval cae (-0,7%) hasta los 46.981 puntos, mientras que los Adrs operan con mayoría de números rojos.

En los bonos, todos los tramos de la curva argentina de ley local sufren caídas mayores al 2% en una nueva jornada de incertidumbre y pesimismo en el mercado. Los inversores no logran anclar expectativas positivas y sigue preocupando el deterioro económico exacerbado por la falta de un plan económico y deterioro financiero, potenciado por la suba del dólar y la ampliación de la brecha cambiaria.

Los bonos de ley NY evidencian caídas importantes, con la parte corta de la curva 2% abajo, representado por el Global 2029 que cae 2,06% y el Global 2030 que retrocede 2,3%. La parte media pierde 2,44% en el caso del Global 20385 y 2,15% en el caso del bono a 2038. Por último, en el extremo más largo de la curva de ley internacional las caídas son similares con una baja de 2,4% y 2,38% para el Global 2041 y 2046.

De esta manera, en el acumulado del último mes, los bonos caen hasta 19% en la parte corta, 20% en la parte media y 18% en la parte más larga. En ese sentido, la curva sigue desplazándose al alza con rendimientos del 15,7% en la parte corta, 14,9% en la media y 13,9% en la parte larga, representando así una curva invertida, evidenciando síntomas de debilidad, incertidumbre y desconfianza.

Misma dinámica negativa se observa en la curva de bonos de ley local en la que también se ven caídas. Los bonos a 2029 y 2030 caen 0,7% y 1,4% respectivamente mientras que la parte media cae 0,5%. Los bonos de la parte más larga registran pérdidas de 0,8% y 0,7% para los bonos a 2041 y 2046.  

De esta manera, en el último mes las caídas son abultadas y alarmantes. Los bonos más cortos pierden hasta 23%, la parte media cae 25% y la larga hasta 27%. Este deterioro hizo que los bonos rindan 16% en la parte corta y 14,7% en la parte más larga, desplazándose al alza e invirtiéndose, reflejando síntomas de incertidumbre y debilidad al igual que en la deuda de ley NY.

Debido a la fuerte caída de los bonos, el riesgo país también ve una importante suba, que se ubica en 1432 puntos, un avance de 30 puntos en el día de hoy y acumulando un alza de 32% desde que salieron a cotizar los nuevos bonos resultantes del canje a comienzo de septiembre.

Sin un plan, Argentina sufre más 

Los bonos locales son, a nivel global, los que más están sufriendo la crisis ya que no se observa un deterioro tan grande de los bonos a nivel mundo en el último tiempo. La dinámica de la deuda es alarmante y las probabilidades de default  siguen siendo elevadas.

Alejandro Kowalczuk, head de Asset Management de Argenfunds sostuvo que hoy en Argentina, un Global 2030 rinde 15,76% versus comparables CCC como Angola o el Congo que rinden 11,88% y 12,82% respectivamente, porque se pone en duda su capacidad de pago y algunos vuelven también a dudar sobre la “voluntad de pago”.

Pese a la reestructuración de deuda, vuelve a estar en duda la capacidad de pago, porque la contracara de seguir manteniendo un nivel de déficit elevado (6% para el 2021) será más endeudamiento, por lo que cuando volvamos que tener que hacer frente a pagos significativos de compromisos en dólares (2025), no habrá recursos para afrontarlos, ni interés en el mercado por rollear los vencimientos", señaló.

En este sentido, planteó que post-cuarentena "no se crecerá lo suficiente para recuperar los niveles de ingresos y tampoco se recortarán gastos en la medida necesaria. Y a esto hoy debemos sumarle que algunos inversores ponen nuevamente en duda la “voluntad de pago” dada una serie de eventos que afectan la propiedad privada, por ejemplo, proyectos de expropiación, no resolución de toma de tierras y el hecho de establecer impuestos sobre impuestos ya existentes”.

Por otro lado, la falta de un plan económico y la suba del dólar siguen generando un escenario de pesimismo en el mercado de bonos y de acciones local.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcaron que“aún con las restricciones impuestas a mediados de septiembre, y los pequeños incentivos que llegaron una semana después, el BCRA continúa desprendiéndose de reservas para mantener el nivel del tipo de cambio".

" Si bien había conseguido terminar el martes con un saldo positivo de u$s 10 millones, el ente vendió cerca de u$s 40 millones en la rueda de ayer. De esta manera, acumula un saldo neto negativo superior au$s 400 millones en lo que va del mes -con ventas a un ritmo promedio diario de u$s 54 millones-. Las reservas de libre disponibilidad, en este contexto, se encuentran en niveles críticos y vuelven necesaria una respuesta integral de política económica”, advirtieron.

Por: JULIÁN YOSOVITCH

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.