Publicidad

Departamentales > Festividad católica

Los iglesianos se sumaron al Belén Viviente de Santo Domingo

El fotógrafo Lucas Poblete retrató este festejo que reúne bellas imágenes y la demostración de fe de un pueblo.  

POR REDACCIÓN

25 de diciembre de 2022
El Belén viviente formó parte del festival navideño de Santo Domingo. Fotos: Gentileza Lucas Poblete.

En las vísperas de Navidad, los chicos de catequesis de la parroquia Santo Domingo en Iglesia, realizaron un Belén viviente que contó con la participación de decenas de chicos que recrearon la historia que llevó al nacimiento de Jesús, según reza en la tradición cristiana. 

Este Belén se realizó en el marco del primer festival navideño que se organiza en la parroquia de Santo Domingo. Los organizadores pusieron atención al detalle del relato fiel sobre las circunstancias en torno al nacimiento del niño Jesús y se presentaron con un vestuario acorde al tiempo histórico en el que sucedieron los hechos. 

Publicidad

En las últimas horas, el fotógrafo iglesiano Lucas Poblete publicó en sus redes una galería con algunas de las imágenes del Belén en el que la fe y la ternura de los chicos se convirtió en protagonista. 

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El origen de la tradición

Uno de los elementos que identifica a la fiesta de Navidad es el Belén viviente que son representaciones físicas de la escena de la Natividad con el pesebre, la Sagrada Familia y los Reyes Magos. 

No se sabe a ciencia cierta en qué fecha se comenzó representar el nacimiento. Hay quienes afirma que el primer belén, se remonta al siglo XIII. Se cree que la Iglesia Católica mandó a san Francisco de Asís a negociar con el sultán Malik al-Kamil, con quien estaban en guerra, para llegar a una paz y garantizar la libre circulación y el acceso a los cristianos a los lugares sagrados de la cristiandad. 

Los católicos querían que les permitieran visitar la gruta de Belén, donde según las Sagradas Escrituras nació Jesús. Sin embargo, las partes no llegaron a ningún acuerdo, por lo que san Francisco se marchó de regreso a Italia sin haber conseguido lo que quería.

Publicidad

De vuelta a su casa san Francisco decidió que cualquier lugar podía representar el pesebre de Belén si se preparaba con fe un lugar para recrear el nacimiento. Era el año 1223, cuando Francisco reunió a sus vecinos en Greccio y montaron la escena de la Natividad en una granja cercana.

Otras versiones señalan que Francisco moldeó una figura del recién nacido Jesús para celebrar la misa del Gallo. También se dice que el santo utilizaba estas representaciones para explicar el nacimiento de Jesús a la población.

Luego esta herramienta fue adoptada por los misioneros en América para explicar el Misterio del nacimiento a la población indígena y facilitar su conversión a la fe cristiana. 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad