AHORA

5 C°

Jueves

6 C° / 20 C°

Viernes

8 C° / 21 C°

Opinión > Historias

Matrimonio andino

En la región de los andes centrales peruanos, la población quichua todavía conserva antiguas prácticas rituales que se remontan a los tiempos del incario. Una de estas tradiciones son las referidas al matrimonio andino.

Edmundo Delgado

POR Edmundo Delgado SEGUIR
18 de julio de 2019

18 de julio de 2019

En la región de los andes centrales peruanos, la población quichua todavía conserva antiguas prácticas rituales que se remontan a los tiempos del incario. Una de estas tradiciones son las referidas al matrimonio andino.

El padre Manuel Marzal, especialista en antropología religiosa, nos brinda una excelente descripción acerca de la temática. Expresa que la cultura andina se manifiesta rica en gestos, más que en palabras. Por ejemplo, el noviazgo en esta sociedad se inicia cuando el joven consigue arrebatar a la muchacha algún objeto de su pertenencia, pudiendo ser un anillo o pañuelo, y esta lo sigue para rescatar lo robado. Este “rapto” de una posesión, es el modo que tiene el joven en declarar su amor.

Luego de este ritual, continua otro, denominado “huarmi-palabrakuy”, que marca el paso entre el período de noviazgo y la etapa previa al matrimonio. Este rito se refiere a cuando el joven, acompañado de sus padres y de algunas personas con experiencias en estas ceremonias, visita el hogar de la novia. Es en este momento cuando exteriorizan la razón de su visita, ofreciéndose mutuos regalos. Si los padres de la muchacha aceptan los presentes, comienza  el período que antecede al matrimonio, llamado “servinakuy”.

Cuando nos referimos a este ritual, estamos haciendo referencia a una antigua costumbre, también originada en tiempos prehispánicos y que aún subsiste. Esta es otra etapa del proceso matrimonial. Después del anterior rito, los dos jóvenes inician su vida en común, generalmente lo hacen en la  casa de los padres del hombre (patrilocal).

El vocablo “servinakuy” significa “mutuos servicios”, y se lleva a cabo antes de celebrar el matrimonio religioso y civil. Un aspecto importante de esta etapa, es la motivación, entendiendo por ella el ahorro de dinero destinado a los expendios de la futura boda.

Puede que este rito se quebrante, llegando a la separación. Esto es considerado como una falta moral o “pecado pequeño”, en relación a la ruptura del matrimonio religioso,”pecado grande”.

Por último, el matrimonio religioso “casa-racuy” ostenta de ribetes especiales. Tiene mucha importancia la elección de los padrinos, a los cuales se los reverencia con numerosos regalos, tales como alcohol, coca o un animal. De ahí que el compadrazgo es uno de los pilares de la organización social. La ceremonia religiosa es celebrada de acuerdo a los cánones de la Iglesia Católica, incluyendo una misa. La fiesta familiar debe durar tres días: “día del novio, día de la novia y día de los padrinos”. Suele concluir con una ofrenda a la “Pachamama” solicitándole felicidad para la nueva familia.

  

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?