Publicidad

El Cronista > Exclusivo

Para Macri, el "idealista" Milei perdió el duelo: por qué el libertario tropezó en el debate

En la coalición se sabía que el objetivo del libertario era empatar el debate. Aun así consideran que su performance fue menor a la esperada. ¿Por qué no se preparó lo suficiente?

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

Mientras se dirigía a la conferencia de prensa con Andrés Ibarra, a quien acompañará como vicepresidente 1º en la lista para las elecciones en Boca Juniors el 2 de diciembre, Mauricio Macri aceptó contestar una consulta política de El Cronista.  Sincero, el expresidente no ocultó cierta decepción por la performance de Javier Milei en el debate presidencial. Sin embargo, dijo que se trató del duelo entre "un psicópata profesional de esto (la política), muy entrenado al detalle. Contra un idealista auténtico, sin preparación".

Patricia Bullrich ya había hablado con este medio en la noche del debate. Y buscó ponerle un contexto histórico. "Hay un antecedente entre Felipe González y José María Aznar. En el debate Felipe mostró toda su capacidad dialéctica, un verdadero político profesional. Para Aznar era su primera presentación. Y estuvo austero, simplón y Felipe lo dio vuelta", recordó.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

La exministra resaltó que, entonces, la prensa "lo mató a Aznar. Y lo dio como ganador a González. Al otro día salieron las encuestas y Aznar ganó por amplísima diferencia: el resultado es que la gente vio a una persona común, con ganas de cambiar España contra un politiquero. Y finalmente ganó Aznar. El hombre austero y simple le ganó al lenguaje floripondioso. Esperemos que esa sea la respuesta popular", le dijo este diario una hora después de haber concluido.

Al día siguiente del debate empezaron a circular memes. Desde las usinas de Juntos por el Cambio uno, en especial, logró viralizarse: "vi el debate. Me quedó claro que Milei no es político. ¡Lo voto!". Ya se sentía que el electorado propio lo seguirá acompañando, a pesar de todo.

En el PRO, en el equipo bullrichista y en el de Macri, por lo menos, esperaban más del libertario. Sabían que el objetivo de Milei era empatar, que Sergio Massa no lo saque de la cancha, y desde ese punto de vista evaluaron que "Javier sigue en carrera, lo que muchos no creían posible". Así y todo, esperaban más.

El expresidente prefirió estar fuera del país en un viaje personal a Chile, pero al debate lo vio. Sus amigos saben que alcanzó un diálogo frontal y directo con el candidato, y que intenta ayudarlo todo lo posible, aunque no está seguro de ser suficientemente escuchado.

Publicidad

Sabe, de todos modos, que el eventual ascenso al poder del libertario nada tiene que ver con el que protagonizó después de ocho años de gestión al frente de la Ciudad de Buenos Aires, donde pudo prepararse largamente para las grandes ligas, aunque en ese entonces era visto como "lo nuevo" en su versión positiva o como "el inexperto" en su versión negativa.

Por qué Milei no se preparó para el debate

Una politóloga del PRO expresó que "Milei también es lo nuevo o es el inexperto, pero pareciera que en un escalón abajo. La sociedad está varios escalones abajo y supo representar mejor que ningún otro opositor la bronca del electorado. Transformar ese sentimiento en una instancia a votar, es otra cosa. Y la verdad es que nadie se anima a asegurar que el candidato experto sea votable por la mayoría, ni tampoco lo contrario".

Las preguntas que se hacen en esos ámbitos es por qué Milei no se preparó lo suficiente. En el bunker del hotel Libertador aseguran que eso no es cierto, que el objetivo era simplemente aclarar confusiones, mantener la calma, y seguir en la cancha. Hasta están satisfechos porque el nobel político fue el agredido por "la casta", representada en Massa. 

En el mundo político opositor las lecturas no son tan lineales. "Reacciona como un niño", puntualizó una experta en comunicación.

- ¿Cambiará el voto de alguien?, quiso saber esta cronista. "Seguramente no, pero los indecisos difícilmente se sumen, quizás elijan el voto en blanco".

En la elección de 1996 que recordó Bullrich, cuando el "simplón" Aznar le ganó al experimentado Felipe González a pesar de su mala performance en el debate, el PP no logró mayoría en las cortes y tuvo que negociar con Jordi Pujol) para llegar a La Moncloa. Necesitó la ayuda del tercero en discordia.

La presidenta del PRO, que sufrió hace muy poco duras críticas por su pobre desempeño en el debate previo a las PASO, también esperaba más de la actuación de Milei. "Más allá de las anécdotas, la verdad es que Javier no supo cambiar la agenda y se dejó llevar. Sobre todo cuando le respondían sin escaparse a la trampa", dijo.

Ahora solo queda esperar al domingo.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad