Publicidad

Judiciales > Juicio abreviado

Robo en Chimbas: le dieron tres meses de prisión en suspenso tras hurtarle a un taxista

El hecho delictivo ocurrió en Ruta Nacional 40 entre Rodríguez y Centenario, cuando el chofer trasladaba a los victimarios.

POR REDACCIÓN

22 de noviembre de 2022

Las amenazas y hurto ocurrieron el pasado 19 de mayo. Foto gentileza.

A través de un juicio abreviado, una mujer fue condenada a tres meses de prisión condicional por agredir y robarle a un taxista en Chimbas. La asaltante, identificada como Johana Elizabeth González, había cometido este delito junto con un hombre, con quien se encargó de amenazar al conductor con un arma blanca y con frases como “más vale que hagas caso si no querés que te pase nada”.

Todo ocurrió el 19 de mayo del presente año, aproximadamente a las 20.40 horas, cuando el taxista se encontraba en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus provincial. En ese momento, un hombre que estaba en calle Estados Unidos detuvo al chofer y subió al vehículo en uno de los asientos traseros. Además, al taxi ingresó esta mujer, quien ascendió del lado del acompañante.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Tras subirse al rodado pidieron ir al interior del barrio Las Marías, en Chimbas. Como respuesta al pedido, el taxista les advirtió que únicamente podía acercarlos hasta la esquina de Ruta Nacional 40 y calle Centenario, siendo una propuesta aceptada por parte de ambos usuarios.

En camino por Ruta 40, a la altura de calle Rodríguez, el hombre ubicado en el asiento trasero sacó un arma blanca y se la colocó en el cuello al damnificado. Tras esta acción, le dijo frases como “más vale que hagas caso si no querés que te pase nada” y “continuá tranquilo que no pasa nada”.

Cuando llegaron a calle Centenario, el chofer frenó bruscamente el automóvil y descendió rápidamente para pedir auxilio. En ese momento, el victimario se fugó y la otra pasajera se quedó para revisar el interior del móvil. Esta última tomó el teléfono celular del taxista, que se encontraba en el asiento del conductor.

Tras percatarse de la situación, la mujer tiró el celular y se bajó rápidamente del coche para escaparse por el interior de una estación de servicio. Luego de esta acción, el automovilista se subió al vehículo, persiguió y encontró a la otra victimaria.

Publicidad

González terminó aprehendida porque en esa estación de servicio funciona la Unidad Policial Operativa Centenario, quien actuó de inmediato. Además, el taxista encontró su teléfono tirado en el piso del vehículo. Por este motivo, se comunicó sobre la situación al ayudante fiscal en turno.

Como consecuencia, se resolvió a través de un juicio abreviado el delito de amenazas coactivas agravadas por el uso de arma en calidad de coautora y hurto de grado de tentativa en curso real. Finalmente, la condena para la mujer fue de tres meses de cumplimiento condicional y prohibición de contacto con la víctima.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad