¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

17 C°

Sábado

10 C° / 26 C°

Domingo

11 C° / 25 C°

Provinciales > Control de protocolos

Clausura de locales en San Juan: qué pasa con los asistentes, ¿quedan detenidos?

Hubo nueve negocios inhabilitados este fin de semana largo.

Son los juzgados de Faltas quienes tienen competencia y desarrollan las multas pertinentes. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

POR Facundo Merenda
24 de noviembre de 2020

24 de noviembre de 2020

Sobrepasar los límites e incumplir los protocolos vigentes. Eso es lo que notan desde la Secretaría de Seguridad y Orden Público en San Juan en relación con el comportamiento de algunos particulares. Durante este fin de semana largo, por el feriado del Día de la Soberanía Nacional, hubo 9 locales clausurados. Es más, a eso se sumó una cancha de fútbol cinco ubicada en el Lateral de Avenida de Circunvalación entre 9 de Julio e Ignacio de la Roza.  

El subsecretario de esa cartera, Abel Hernández, comentó a DIARIO HUARPE que los propietarios de esos locales estaban incumpliendo los protocolos sanitarios vigentes para evitar la propagación del coronavirus. Indicó que los asistentes no tenían el debido distanciamiento, ni usaban los barbijos o tapabocas y, la mayoría, tuvo un exceso en el límite horario, es decir, atendieron durante la madrugada y esto está terminantemente prohibido.   

Uno de los interrogantes que surgió, luego de ver estos procedimientos donde se inhabilitan negocios, era saber la situación de aquellas personas que acudieron a estos espacios. En este caso Hernández precisó que, salvo hechos particulares, no quedan implicados en la violación de los protocolos sino que toda la responsabilidad pasa por el dueño del establecimiento.

El funcionario fue literal al explicarlo con un ejemplo gráfico. “En el supuesto de que vaya un conductor de un determinado vehículo con cinturón de seguridad y los ocupantes no lo hagan, ante un control quien responde por ese incumplimiento es el conductor o propietario del auto y no los acompañantes”, relató.

En ese mismo orden, el subsecretario indicó que las clausuras de comercios en comparación con el procedimiento de las fiestas clandestinas son distintas. En las inhabilitaciones de establecimientos, son los juzgados de Faltas quienes tienen competencia y desarrollan las multas pertinentes. Allí se labran actas en cuanto a contravenciones a normativas que deben garantizar la seguridad dentro de los mismos. En cuanto a los eventos familiares, donde se exceden la cantidad de personas, constituye un delito y por ese motivo intervine el Sistema de Flagrancia debido a que se incumple, en este caso, los artículos 205 y 239 del Código Penal.

“Tenés a los propietarios que te dicen ‘no voy a estar arriba de la gente’ y eso es un error porque tiene la responsabilidad de hacerlo”, explicó.

En ese contexto, Hernández indicó que el propietario del local responde por las faltas porque este debe cumplir y hacer cumplir los protocolos dejando liberado al resto de los partícipes. Aunque este fin de semana en la clausura de un complejo balneario en el Dique de Ullum un sanjuanino fue detenido por resistirse a desalojar el lugar.

Reincidencia

De una semana a otra hubo locales que fueron infraccionados en dos oportunidades, tal es el caso del resto-bar De la Ostia. Hernández señaló que esto tendrá que ser considerado por el juzgado para saber si la penalidad aumenta o no en cuanto a las observancias que le señalaron en la primera intervención.

“El juez deberá evaluar la situación de ese lugar particular”, sostuvo.

Patrullaje

Hernández indicó que, a diferencia de las fiestas clandestinas, las clausuras de negocio se dan por los patrullajes de efectivos que merodean distintas zonas de la provincia. Durante la noche del sábado y domingo fueron 8 los negocios infraccionados y clausurados. Entre ellos había: minimarket, restaurante, bares y drugstores.

Sobre los últimos, el funcionario indicó que en esos comercios hay un “exceso en el horario”. Si bien deben estar abiertos hasta las 23 no lo hacen. Debido a que hubo un requerimiento por parte del sector, decidieron extenderlos hasta la 1 de la madrugada como trabajan los bares, pero ni así pudieron cumplir la normativa.   

“Los efectivos encuentran que están abiertos hasta altas horas de la noche. Si no va algún patrullero siguen vendiendo. Están atendiendo y no es al público en general, sino a los que participan de la movida nocturna”, aseguró el comisario. Hernández sostuvo que es un tema “complejo” porque a estos locales la venta de bebidas alcohólicas es lo que más le generan propiciando así los eventos clandestinos.

“Competencia desleal”

El funcionario indicó que estos locales que abren e invitan por redes sociales a los sanjuaninos generan una “competencia desleal” con aquellos que cumplen los protocolos sanitarios vigentes.

“Vengan acá porque la van a pasar genial, dicen. Es insostenible el llamado de atención o la alerta que emiten”, aseguró.

Al mismo tiempo apuntó contra los empresarios diciendo que cuando van a la Secretaría de Seguridad a presentar los protocolos “prometen el oro y el moro y cuando abren hacen lo que quieren”.

Sobre la posibilidad de restringir esos comercios para evitar más violaciones a las normativas con el viejo refrán ‘pagan justos por pecadores’, Hernández sostuvo que “ve complicado” que esto suceda, de todos modos intensificarán los controles policiales.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión