¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

12 C°

Domingo

10 C° / 24 C°

Lunes

11 C° / 27 C°

Opinión > Igual falta

El aumento a estatales fue un paraguas para el gobierno de Uñac

La medida llegó en el momento justo, evitó problemas internos y también abrió un frente con el sindicalismo.

Mauricio Laciar

POR Mauricio Laciar SEGUIR
14 de septiembre de 2020

14 de septiembre de 2020

Durante el acto para conmemorar el Día del Maestro, el gobernador Sergio Uñac anunció el descongelamiento del acuerdo salarial con los empleados públicos. Esto repercutirá en un incremento del 8% a partir del mes de octubre. La decisión fue acertada, llegó en el momento justo y evitó un problema que venía gestándose con el ojo puesto en lo que sucedía en Buenos Aires con la policía.

Para entender un poco más esto último hace falta remontarse al jueves de la pasada semana. Desde ese día, los controles policiales, por ejemplo en los puentes de Avenida Circunvalación y otros puntos neurálgicos de la provincia, desaparecieron por completo.

Había malestar entre los uniformados  por la cantidad de horas que vienen trabajando desde marzo y las autoridades tomaron nota. Nadie quería revivir lo del 2013 cuando parte de la fuerza amenazó con autoacuartelarse como sucedió en otras provincias del país. En aquel momento, con Uñac reemplazando a Gioja en la gobernación por el accidente aéreo de Valle Fértil, lograron una importante mejora salarial y nuevamente la idea empezaba a rondar en la cabeza de más de uno.

El descongelamiento del 8%, que de todas maneras deja a los estatales por debajo de la inflación anual, sirvió como paraguas y redujo, no del todo, el malestar policial.

Si hablamos de malestar, los docentes venían pidiendo ser considerados trabajadores esenciales y también querían el plus de $5.000 que San Juan paga a los empleados de Salud, Seguridad y Desarrollo Humano por el desempeño que realizan, en la primera línea de batalla, contra el coronavirus. El descongelamiento del 8% sirvió para frenar ese pedido gremial y además posicionarse a nivel nacional como la única provincia del país, que en el Día del Maestro y con todas las miradas puestas en San Juan, otorga un incremento salarial a sus docentes.

Hasta acá el anuncio de Uñac, que a decir de algunos funcionarios fue sorpresivo para evitar que sean los medios de comunicación los que anuncien la decisión oficial, tiene efectos positivos porque sirvió para descomprimir una situación que venía en franco ascenso.

Aunque no todo es color de rosas, ya que esta medida abrió algunos frentes que pueden generar más de un dolor de cabeza en las autoridades. El primero de ellos es con UPCN, el sindicato con más afiliados de San Juan no fue invitado al anuncio del viernes y ahora reclama la actualización en el monto de las Asignaciones Familiares. Una lucha que tendrá su primer round durante la semana que inicia y promete ser caliente. Por lo bajo declaran que el Gobierno los dejó de lado y ahora, para mostrarse bien ante sus afiliados, necesitan una conquista gremial.

Otro de los puntos a evaluar es saber qué pasará con el 8% en los municipios, es que si bien la ministra de Hacienda Marisa López dijo que los intendentes cuentan con el Fondo de Emergencia Municipal para encarar esta erogación extra, muchos han declarado que deben hacer cuentas. La realidad y para tranquilidad de los trabajadores es que también recibirán ese incremento, pero bien lo indica el refrán “el que no llora, no mama”.

En definitiva el anuncio del Uñac puede catalogarse como una gran jugada política. Es que, con apenas $170 millones por mes, evita un gran problema con los estatales y nuevamente puede vender a San Juan como la única provincia del país en otorgar un incremento salarial en tiempos de pandemia.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.