¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

23 C°

Jueves

7 C° / 25 C°

Viernes

10 C° / 26 C°

Provinciales > Está internado

Familia de Alan: “Llora mucho y dice que no está preparado para verse sin sus pies”

El chico que fue arrastrado por el tren se enteró de la amputación de sus extremidades inferiores.

Los médicos le amputaron uno de sus pies mientras que del otro solamente los dedos. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

POR Facundo Merenda SEGUIR
15 de octubre de 2020

15 de octubre de 2020

Alan Tejada, el joven de 13 años que sufrió un accidente luego de colgarse de un tren en la zona de La Cañada en Albardón, se enteró este jueves que tras el impacto del que fue protagonista quedó sin sus dos pies. La noticia fue confirmada por la familia del chico a este medio.

“Mi hermano llora mucho y dice que no está preparado para verse sin sus pies”, contó Juliana a DIARIO HUARPE.  

Juliana regresó cerca de las 11 de la mañana del Hospital Guillermo Rawson, donde está internado el pequeño, y comentó que tras la operación de las extremidades, un equipo de psicólogos asistió a su hermano y le explicó las consecuencias que había sufrido.

El niño escuchó atentamente el dictamen de los médicos, según contaron. Alan comenzó a llorar y sostuvo que no está preparado para verse sin sus pies. Sin embargo, los profesionales le relataron a la familia que la reacción del joven es normal debido a que eso llevará algunos días de aceptación.

La familia contó que luego de la intervención, Alan pasó a sala común. Los médicos le amputaron uno de sus pies mientras que del otro solamente los dedos. El padre de Alan, Raúl Tejada, dijo que será “difícil” acostumbrarse a verlo de esa manera. “Era un niño muy entusiasta y ahora quedará relegado a una silla de ruedas”, manifestó.

En esa línea, Tejada destacó que una docente del establecimiento al cual asiste su hijo le donó una silla de ruedas. Con ese elemento, la familia estima que el joven podrá desarrollar algunas actividades hasta que tengan la posibilidad de adquirir unas muletas. Además, relataron que con el tiempo les gustaría que su hijo tuviera alguna prótesis para que se vuelva a parar y hacer una “vida normal”.  

“Yo le brindo tranquilidad a mi familia, pero fue muy feo todo lo que pasó. A Alan lo esperamos con muchas ganas”, aseguró el papá.

Tapia explicó que cuando su hijo tuvo el accidente él estaba trabajando: hace changas para poder mantener a sus otros chicos. Fue su hijo mayor quien le avisó lo que había sucedido y ahí acudió hasta su domicilio para posteriormente trasladarse hacia el hospital.  

Críticas

Juliana, muy molesta, arremetió contras algunos comentarios que vertieron sobre su familia en las redes sociales.

“Culpan a todos nosotros y en realidad fue un accidente. Una travesura de niños porque a mi hermano lo cuidamos mucho”, explicó.

La chica se ofuscó con que algunas personas dijeran que todo fue un desencadenante de la falta de atención de algunos mayores. Sin embargo, y mirando el lado positivo, agradeció a sus vecinos de calle Sarmiento y General Acha – donde se produjo el accidente – porque les llevaron donaciones de mercadería e incluso dinero para que puedan comprar algunos medicamentos.

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.