Publicidad

Política > Críticas al Gobierno

Jorge García Cuerva, arzobispo de Buenos Aires, reclamó por los más pobres

Monseñor Jorge García Cuerva pronunció un discurso contundente durante la misa en conmemoración por el asesinato del padre Carlos Mugica. Criticó al Gobierno de turno y reclamó por los más pobres. 

POR REDACCIÓN

12 de mayo de 2024

El arzobispo de Buenos Aires pronunció un discurso contundente durante la misa homenaje por el 50° aniversario del asesinato del padre Carlos Mugica, criticando al Gobierno y pidiendo por los más pobres.

El estadio Luna Park de Buenos Aires fue testigo de una misa especial este domingo, en conmemoración del 50° aniversario del asesinato del padre Carlos Mugica. Durante la homilía, el arzobispo de Buenos Aires, Jorge García Cuerva, no escatimó en críticas hacia diversos aspectos de la realidad nacional.

Publicidad

Con un discurso enérgico, García Cuerva recordó la figura de Mugica como alguien que entregó su vida por Jesús y el Evangelio, y que se comprometió profundamente con la Argentina de décadas pasadas. Sin embargo, el arzobispo no dudó en señalar las problemáticas actuales que aquejan al país, haciendo hincapié en la corrupción, la inflación y el narcotráfico.

En sus palabras, el prelado describió una Argentina sumida en el "barro de la corrupción", donde los enfrentamientos políticos y la falta de políticas públicas efectivas continúan afectando a los sectores más vulnerables de la sociedad. Criticó la falta de atención a los barrios populares y, donde la falta de obra pública y el avance del narcotráfico están dejando a los jóvenes en una situación desesperante. 

Asimismo, García Cuerva lamentó la situación económica del país, donde la inflación se convierte en un "impuesto a los pobres", y donde la brecha entre ricos y pobres sigue creciendo. Denunció la corrupción en todas sus formas, desde el ámbito político hasta el empresarial, y llamó a la sociedad a no acostumbrarse a convivir con estas injusticias.

La homilía de García Cuerva fue un llamado a la acción, recordando que la violencia y la injusticia no son el camino para construir un país mejor. En un momento de reflexión y recuerdo por el legado de Mugica, el arzobispo instó a todos los presentes a seguir luchando por la paz y la justicia, convencido de que aún hay mucho por hacer para construir una sociedad más equitativa y solidaria.

Publicidad
Publicidad
Más Leídas
Publicidad