AHORA

25 C°

Lunes

16 C° / 20 C°

Martes

12 C° / 23 C°

Primeros condenados por violar la cuarentena: 3 que salieron a robar

Apenas unos días después de ser detenidos, Flagrancia los declaró culpables.

Los juicios se hicieron por el sistema de videoconferencia para garantizar que los detenidos sigan en cuarentena por el coronavirus.

POR Leonardo Domínguez SEGUIR
25 de marzo de 2020

25 de marzo de 2020

En la mañana de este miércoles fueron condenados los primeros sanjuaninos que violaron la cuarentena obligatoria para tratar de contener la pandemia del coronavirus. Se trata de tres hombres que abandonaron el aislamiento para salir a robar. Los jueces de Flagrancia, con el acuerdo de los fiscales, les impusieron entre 8 meses y un año de prisión.

El primero de los condenados se llama Pablo Armendáriz, que había sido detenido el sábado pasado en el Barrio San Martín tras intentar llevarse una moto. Además de robo en grado de tentativa, le endilgaron el delito previsto en el artículo 205 del Código Penal, que castiga a quienes incumplen la cuarentena dictada por el Gobierno nacional para evitar el avance del Covid-19, y recibió un castigo de 8 meses de cárcel en suspenso.  

El segundo caso que resolvió Flagrancia es el de Leonardo Fajardo. Se ganó una pena de 1 año de prisión en suspenso por un intento de robo el día domingo y no ajustarse al decreto presidencial que dispuso el aislamiento social.

Finalmente llegó el turno de Oscar Calle, también detenido el domingo por personal policial tras encontrarlo en la calle en una actitud sospechosa en el departamento Rawson. Las pruebas dieron cuenta de que hurtó en una mueblería y que evidentemente violó la cuarentena y fue castigado con un año de prisión condicional.

En lo que queda de este este miércoles, bajo la supervisión de los fiscales coordinadores Daniel Guillén y Fabrizio Medici, Flagrancia tienen en agenda otras 17 audiencias. Todas son para seguir juzgando a los que desde el viernes fueron apresados por hacer caso omiso a la orden de que nadie salga de su casa, con el objetivo de controlar la pandemia que amenaza a todo el mundo.

Todos están acusados por el artículo 205 del Código Penal. A muchos les enrostran, además, el 329, que prevé una pena de 15 días a un año de cárcel por resistencia a la autoridad.

Las audiencias se llevan a cabo por videoconferencia, ya que los imputados están aislados. Si alguna no se puede hacer a través de ese sistema por falta de conexión, los detenidos serán trasladados hasta las salas de juicio con la ayuda de personal sanitario.

Los juicios se están realizando en tiempo récord, como lo establece el moderno procedimiento que aplica Flagrancia. Las resoluciones de los primeros tres casos (Armendáriz, Fajardo y Calle) salieron apenas unos pocos días después de que cayeran presos los imputados.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?