¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

13 C°

Viernes

4 C° / 22 C°

Sábado

7 C° / 18 C°

Provinciales > Desde Cabo Cañaveral

Saocom 1B: está en órbita el satélite argentino cuya construcción dirigió un sanjuanino

Tomará datos importantes para evitar emergencias naturales.

El momento del lanzamiento del cohete Falcon 9 que llevaba el Saocom 1B. Foto: captura de video.

POR REDACCIÓN

30 de agosto de 2020

El Saocom 1B, hermano de aquel que el país lanzó en 2018, finalmente está en órbita. El lanzamiento se realizó este domingo desde Cabo Cañaveral y representa el satélite con mayor tecnología hecho hasta ahora íntegramente en la Argentina.

Acompañará al Saocom 1A, complementando su trabajo de obtener imágenes de alta calidad y datos más precisos que luego serán usados en la agricultura y prevención, mitigación, seguimiento y gestión de catástrofes naturales.

La puesta en órbita representa un acontecimiento histórico para el país y en particular para San Juan. Es que el director de la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales (CONAE) es el ingeniero aeronáutico Raúl Kulichevsky, quien nació en Santa Lucía y que emigró para estudiar en la Universidad Nacional de la Plata (UNLP).

A las 20.18 horas de este domingo, como estaba previsto luego de la postergación de la primera fecha que era el viernes 28, el Saocom 1B despegó abordo del cohete Falcon 9, de Space X, desde el Centro Espacial Kennedy ubicado en Florida, Estados Unidos.

Kulichevsky y otros 17 ingenieros aeroespaciales argentinos vivieron el momento desde Cabo Cañaveral, mientras que otros integrantes del equipo lo hicieron desde Córdoba, Buenos Aires y Bariloche, de acuerdo con el protocolo que debió diseñarse especialmente por la pandemia de coronavirus.

Por supuesto que después de los nervios previos y más durante el despegue del cohete, sobrevino la explosión de aplausos y gritos de los especialistas argentinos al confirmar el exitoso lanzamiento del segundo satélite construido por argentinos y puesto en el espacio en dos años. Aunque vale aclarar que es el sexto satélite de observación de la tierra de la CONAE.

La importancia del Saocom 1B radica en que a partir de ahora se podrán realizar “no sólo la toma de imágenes de la superficie, sino también de lo que está por debajo hasta dos metros de profundidad, de acuerdo con las condiciones del suelo”, según declaró Kulichevsky.

En especial para San Juan se podrán especificar estudios sismológicos y de medición de agua en la cordillera a partir de información tomada desde el espacio por los instrumentos del satélite. Todo esto con el objetivo de anticiparse a emergencias y desastres naturales, como así también ayudar a mejorar la agricultura, la detección de derrame de hidrocarburos en el mar y el seguimiento de la cobertura de agua durante inundaciones.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.