Publicidad

Economía > sorpresa

Vuelve a la vida el predio de la ex Delphi: qué se sabe de la movida industrial del año   

El gigante ubicado en Santa Lucía tiene nuevos dueños sanjuaninos y una imagen cambiada desde que empezaron una reconstrucción intensiva.

15 de diciembre de 2021

Lo que era un bosque de plantas creciendo salvajes, suciedad y edificios venidos abajo, está cambiando para parecer nuevamente el gigante industrial que supo ser. Se trata del predio donde funcionaron Delphi e ITEC, empresas que se retiraron de la provincia envueltas en polémica, con conflictos salariales y laborales que dejaron a cientos de familias sin ingresos.

Tras cinco años compraron el espacio empresarios sanjuaninos, ilusionando con una vuelta a la vida del lugar y una nueva oportunidad laboral. El cambio de manos se produjo de forma sorpresiva, al contrario de lo que sucedió en ocasiones anteriores, cuando la llegada de un nuevo dueño se hacía con anuncios y hasta actos oficiales. Por ahora, el secreto y el perfil bajo rodearon el traspaso, pero el cambio de imagen llamó la atención y las novedades salieron a la luz este diciembre. 

Publicidad

La nave, aseguraron trabajadores, está casi lista para quedar como nueva. Estaba casi destruida.

El nuevo capítulo empezó hace cerca de dos meses, cuando empezaron a llegar trabajadores todos los días a limpiar el espacio. Tras la salida de ITEC, los últimos dueños, el lugar cayó en el abandono. En el ingreso todavía se ve una de las pintadas del último y más conflictivo tiempo: los trabajadores despedidos a los que les debían la indemnización dejaron un signo de interrogación y un signo peso pintados. Pero por fuera de eso, la nave industrial vuelve a tener todos sus vidrios, el camino de ingreso está limpio, la vegetación fue retirada y hay movimiento de guardias y trabajadores todos los días.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Las marcas del pasado conflictivo siguen presentes en algunas partes, como las pintadas que dejaron los trabajadores despedidos en la entrada.

Pero más allá de los cambios inmediatos, la actividad en el predio ubicado en el Lateral de Circunvalación antes de San Lorenzo, en Santa Lucía, genera expectativas porque puede significar una novedad económica de impacto. Se trata de una de las naves industriales más grandes que tiene San Juan y todo indica que seguirá en ese rubro.  

Los nuevos dueños son sanjuaninos, y todas las fuentes apuntan a que lo compraron en conjunto los propietarios de Indumet, Pueblo S.A., y Fedemi SRL. Son empresarios vinculados a la industrial y el comercio a nivel local que se asociaron para la compra. No se conoce el monto que habrían pagado por la fábrica.

El exterior se había convertido en un basural tras cinco años de abandono.

La compra fue reciente y el foco de los empresarios estaría puesto en reacondicionar y analizar alternativas, además de conseguir financiamiento para la inversión. DIARIO HUARPE intentó contactar con ellos, pero no hubo declaraciones de parte de las compañías, aunque fuentes cercanas aseguraron que están trabajando en “generar una industria para poner en valor una fábrica que cerró sus puertas”. En cuanto a retomar el mismo sector industrial de sus antecesoras, las autopartes, fuentes cercanas no lo vieron como probable.

Publicidad

Desde Gobierno no tenían novedades de los avances en este sentido, aunque mostraron interés en saber cuáles serían los pasos siguientes de la sociedad empresarial. En las últimas reactivaciones de la fábrica hubo intervenciones directas por parte del Estado, que acordó primero con Delphi un salvataje y luego también, cuando ITEC compró el fabricante de macizos de cables.  

La ex ITEC es una de las naves industriales más grandes que tiene San Juan y quedó abandonada tras el cierre de ITEC.

En su mejor momento en la fábrica trabajaban más de 400 personas. Cuando cerró por última vez en 2018 tenía 349 empleados, muchos acordaron un retiro por debajo de la indemnización y de los cuales 50 tuvieron que ir a juicio para poder cobrar lo que les correspondía. Las expectativas apuntan a que el predio vuelva a tener movimiento y se recuperen algunos puestos de trabajo, todavía es imposible saber cuántos ya que dependerá de muchos factores.

Por el momento quienes ya se mostraron mucho más contentos fueron los vecinos. Es que según contaron a este medio, el lugar abandonado se había convertido en foco de saqueos pero también un lugar en el cual esconderse y esto generó un aumento en los robos. Con la compra por parte de los industriales la primera mejora palpable, al menos para ellos, ya llegó.

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad