Publicidad

Policiales > Insólito

Chimbas: robó dos sillas en una escuela porque no pudo inscribir a su hija

Un hombre robó dos sillas en una escuela de Chimbas porque no pudo inscribir a su hija. Para zafar, como excusa, dijo a la Policía que se las había vendido otro hombre. 

POR REDACCIÓN

28 de febrero de 2024
El hombre salió ofuscado de la escuela porque no lo dejaron inscribir a su hija por falta de documentación. 

Más que insólito lo que sucedió en la escuela Doctor Manuel Alvar López, en Chimbas. Un hombre se trasladó a dicha institución escolar, el lunes 26 de febrero de 2024, para inscribir a su hija, pero no logró su trámite porque le faltaba documentación. Ofuscado por la situación, se llevó dos sillas del establecimiento educativo sin tapujos. Sin embargo, personal policial de la Comunal Capital lo frenó en el camino, ya que tenía una actitud sospechosa, y lo detuvo. Posteriormente, un juez de Flagrancia lo condenó, aunque con una pena sin cárcel. 

Ismael Rodolfo Molina de 39 años es el protagonista de esta historia. El hombre fue condenado a seis meses de prisión condicional (sin encierro) por el delito de hurto simple en grado de tentativa. El hombre aceptó ser sentenciado mediante el proceso de juicio abreviado, tras que su defensa llegara a un acuerdo con el fiscal Carlos Rodríguez. Además, la resolución establece que Molina no puede entrar a la entidad educativa y realizar actos turbatorios.  

Publicidad

El hecho

Siendo el día 26 de febrero de 2024 a las 11 horas aproximadamente, Molina se dirigió a la escuela con la finalidad de inscribir a su hija en dicha institución. Es por ello que habló con la directora de la escuela, que le manifestó que no podía inscribir a su hija todavía, ya que le faltaba documentación. Por lo que el hombre se retiró enojado.

Luego, sobre las 11.10 horas se retiró de la institución, llevándose dos sillas de caño de color marrón, las que las sustrajo de la galería.

A las pocas cuadras, personal policial de la Comunal Capital, observaron a Molina con actitud sospechosa, trasladando dos sillas tipo de las que se usan en escuelas, por lo que fue entrevistado. El hombre explicó que fue a inscribir a su hija a la escuela y a la salida una persona le vendió las dos sillas.

Sin embargo, los policías no le creyeron y solicitaron apoyo policial, se dirigieron a la escuela y entrevistaron a la directora y maestranza, que constataron el faltante de dichos elementos. Por ende, a Molina le iniciaron un procedimiento en el Sistema Especial de Flagrancia, que finalmente concluyó con una condena. 

Publicidad
Publicidad
Más Leídas
Publicidad