Publicidad

Economía > Novedades

En agosto empieza a regir la Ley de Etiquetado Frontal, pero aún no se sabe cómo se aplicará en San Juan

En los comercios sanjuaninos se comenzará a ver etiquetas octogonales que adviertan sobre excesos de nutrientes críticos en alimentos. 

03 de agosto de 2022

A partir del 20 de agosto, los productos alimenticios y las bebidas sin alcohol deberán tener, en San Juan y en todo el país, etiquetas negras que adviertan el exceso de algunos nutrientes en los mismos. Se trata de la aplicación de la Ley de Etiquetado Frontal, sancionada por el Congreso de la Nación el 26 de octubre del 2021 y reglamentada el pasado 23 de marzo. A pesar de esta confirmación, en San Juan aún no se sabe cómo se llevará a cabo la medida, ya que “falta que se dicten los protocolos nacionales”.

El Ministerio de Salud de la Nación advirtió que, desde el 20 de agosto, las grandes empresas deberán empezar a vender productos con las etiquetas que adviertan sobre el excedente de nutrientes tales como grasas saturadas, grasas totales, azúcares y sodio a través de etiquetas negras en forma octogonal. Para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes), habrá más tiempo para incorporar estas etiquetas a sus productos: tendrán hasta el 20 de febrero. 

Publicidad

Adriana Vargas, secretaria de Industria, Comercio y Servicios, explicó a DIARIO HUARPE que tiene en cuenta que el proceso de recambio de las etiquetas será paulatino, porque se debe acabar el stock que los comercios y supermercados poseen. Sin embargo, aclaró que aún no cuenta con las directivas de la Defensa al Consumidor de Nación y que “esta semana se reunirán a establecer los pasos a seguir”.

A pesar de esta incertidumbre, a partir de este 20 de agosto, es posible que se empiece a ver en los comercios sanjuaninos los productos con los clásicos octógonos negros que servirán para que los consumidores se informen sobre la composición de los alimentos que consumen y, desde la provincia, están expectantes respecto a cómo se realizarán estos cambios.

La Ley de Etiquetado Frontal

La Ley de Etiquetado Frontal tiene como objetivo advertir sobre el exceso de nutrientes críticos en alimentos como grasas saturadas, grasas totales, azúcares y sodio a través de etiquetas con octógonos negros. En las mismas, deberán tener la leyenda "exceso en azúcares", "exceso en sodio", "exceso en grasas saturadas", "exceso en grasas totales", y/o "exceso en calorías" según los valores que los alimentos tengan de esos nutrientes.

Los productos que tengan excesos de los nutrientes tengan no podrán venderse en ámbitos escolares o donde haya niños, como clubes recreativos o deportivos. Los alimentos que tengan más de un sello no podrán tener dibujos animados o personajes públicos que “incentiven” a las infancias a comprarlos.

Publicidad

Al menos que no cambien los modos de producción, los alimentos que excedan estos nutrientes deberán llevar estas advertencias.

La Ley despertó varias voces en contra, fundamentalmente desde los grandes empresarios alimentarios, que advirtieron que “obstaculiza el proceso de reactivación económica del país”, ya que disminuiría las ventas. Sin embargo, desde los sectores de nutricionistas y especialistas en salud, advirtieron en aquel momento que lo que hace esta legislación es brindar información más clara y sencilla para facilitar elección de alimentos saludables. De esta manera, el etiquetado frontal prevendría enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes o la hipertensión.

Publicidad
Publicidad