¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

22 C°

Jueves

15 C° / 33 C°

Viernes

16 C° / 27 C°

Solidaridad > Personas solidarias

Cumple un año el proyecto que cambió la vida de gente en situación de calle

Se trata de Refugio Águila, inaugurado por Vivi Fornés. Quienes llegan allí se alimentan, pasan la noche y son impulsados a estudiar, trabajar y salir adelante para reinsertarse en la sociedad.

POR Eliana Ruiz
21 de junio de 2019

21 de junio de 2019

Hace justamente un año se inauguró un proyecto de Viviana Fornés que permitió cambiarles la vida a las personas en situación de calle y dar los primeros pasos para reinsertarse en la sociedad. Se trata de Refugio Águila, un espacio con todo lo necesario para que se alimenten, bañen y pasen la noche quienes no tienen donde dormir.

Lo que comenzó como algo temporal ya que Fornés había pensado implementarlo durante los principales meses de frío, terminó siendo una realidad de todos los días del año. “No sabíamos cómo iba a funcionar, con qué nos íbamos a encontrar, por eso dije `bueno que sea por cinco meses que son los más duros del invierno y después vemos que pasa´”, contó Fornés.

La mujer ya conocía a muchas de las personas que vivían en las calles de la provincia debido a que desde hace años los ayudaba con elementos para pasar el frío, con un plato de comida caliente y con todo lo que hallaba que podía mejorarles la vida. Hasta que se propuso dar un paso más, crear un refugio en su vivienda para que tuvieran un lugar donde dormir y alimentarse. Lo que comenzó como un sueño se fue haciendo realidad de a poco gracias a la colaboración de las personas que realizaban donaciones y a los aportes del Ministerio de Desarrollo Humano y del municipio de Capital. También, de las ganas de ayudar a quienes más lo necesitan y poder cambiarles la vida.

“Conocíamos muchas personas en situación de calle pero no nos imaginábamos que eran tantas, nos hemos encontrado con realidades muy duras, ha venido desde un chico de 19 años hasta un señor de 80, la calle no tiene edad”, relató la solidaria mujer.

Quienes llegan hasta el refugio lo hacen de 18 a 22, que es el horario de ingreso, y una mirada cabizbaja, “destruidos” y con la “mirada triste”, describió Fornés. “Casi no miran a los ojos, es como si les diera vergüenza pedir un lugar para dormir”, relata.

No obstante, con el pasar de los días las personas se van recuperando: “Se les levanta el autoestima al poder bañarse, al poder tener ropa limpia, al poder dormir en una cama”.

Mientras residen allí Fornés los impulsa a que salgan adelante, que terminen de estudiar y consigan un trabajo por lo que su aporte es clave para la reinserción en la sociedad. “Hay chicos que han empezado la escuela, a Tapita -uno de los residentes- todos los días le miro el cuaderno”, asegura.

Además de las ocho personas que duermen en el refugio son muchas más las que reciben la ayuda. “Viene mucha gente a pedir comida, mercadería, ropa y demás”.

Uno de los principales sueños de Fornés es poder contar con un espacio de mayor tamaño en el que puedan vivir hombres, mujeres y personas trans que estén en situación de calle. “Quisiera que sea toda una manzana gigante donde se puedan hacer talleres y se pueda cocinar”, expresó.

Necesitan ayuda

Debido a que Proyecto Águila se mantiene gracias a las donaciones de los sanjuaninos, siempre es bueno el aporte que puedan realizar ya sea alimentos no perecederos, elementos de limpieza, ropa de abrigo, frazadas, entre otros.

Además, ahora están necesitando un termotanque eléctrico o a gas ya que se les rompió el que utilizaban en el lugar. También, de una persona solidaria que pueda reparar la heladera debido a que sufrió un desperfecto. Por cualquier ayuda pueden comunicarse al 2644031119.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión