Publicidad

Provinciales > Salud

Vestigios de la pandemia: ¿Aumentó el consumo de psicofármacos?

El aislamiento por la pandemia trajo aparejadas situaciones de estrés y angustia en los sanjuaninos.

Por Francisco Tello
14 de septiembre de 2022

Imagen ilustrativa

Tras dos años y medio de pandemia, los argentinos y los sanjuaninos todavía sienten los efectos de un mundo que cambió. Ansiedad, depresión, insomnio, entre otras patologías, fueron protagonistas de una situación compleja que tuvo a muchos sanjuaninos encerrados por el aislamiento sanitario. Después de que un informe hablara de un aumento a nivel nacional, DIARIO HUARPE confirmó que en San Juan hubo un aumento en el consumo de psicofármacos, pero que no ha sido preocupante, ya que el mercado farmacéutico tiende a expandirse por cuestiones lógicas.

Según el último informe realizado por la Confederación Farmacéutica Argentina, debido a la pandemia de Covid-19 y la situación de estrés que trajo aparejada, se generó un aumento en la demanda y consumo de psicofármacos, entre ellos Rivotril (Clonazepam) de 4,14% en 2021.

Publicidad

El psiquiatra sanjuanino, Pablo Castore, (M. N. 162985 – M. P. 5363) fue consultado por DIARIO HUARPE sobre la problemática y cree que hay un fenómeno en el cual más personas se preocupan por su salud mental, pero no está convencido de que sea puntualmente por el efecto de la pandemia, sino medidas asociadas a las mismas. Además, ve como un factor de este aumento la desestigmatización de la Salud Mental.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

“Hoy los psiquiatras se piensan como un médico más, y no como alguien al que hay que ir cuando se está loquísimo”.

Por eso, Castore cree que las generaciones más jóvenes son las que más consultan, justamente, porque llegan un poco más desprejuiciados en cuanto a Salud Mental.

Aunque sean seguros, no se recomienda el uso a largo plazo de los psicofármacos, porque se descubrió que aumentan el riesgo de padecer demencia y también trae aparejado un deterioro de ciertas funciones cognitivas como la memoria, la atención, entre otras.

“Se deberían indicar solamente en caso de una ansiedad aguda, por ejemplo, en un proceso de 3 meses como mucho, ya que, son medicamentos que generan dependencia y tolerancia.”

No considera que la pandemia en sí haya sido el factor, sino las decisiones que se tomaron durante este proceso. El aislamiento trajo muchas repercusiones en la salud psíquica de las personas.

Publicidad

“El deporte, la sociabilización, y salir al aire libre juegan un papel importantísimo en la sintomatología ansiosa y depresiva”.

Se frecuenta la indicación de estos medicamentos, generalmente, para tratar insomnio y tratar ansiedad. Pero no son drogas que deberían usarse en tratamientos prolongados, salvo en casos específicos.

Qué son los psicofármacos y cuánto aumentó la venta 

Los ansiolíticos, pertenecientes a las Benzodiazepinas, son un grupo de fármacos con similares características, entre los cuales están el Clonazepam, el Lorazepam, el Diazempam, el Alprazolam y el Midazolam, entre otros. Son medicamentos seguros, con mucha historia de uso y muy buenos que deben usarse, pero solo en situaciones puntuales.

El principio activo de Rivotril, pertenece a las Benzodiazepinas, actúa sobre el sistema nervioso central y tiene propiedades ansiolíticas principalmente, aunque también tiene otras indicaciones médicas. De esta forma, los pacientes que presentan trastornos de angustia o pánico, algunos tipos de crisis convulsivas o trastornos del sueño pueden acceder a esta alternativa terapéutica bajo prescripción médica.

Según Juan Carlos Monserrat, el gerente de la Cooperativa Farmacéutica de San Juan, la única droguería integral en la provincia, es decir, los encargados de distribuir todos los medicamentos que se venden en las farmacias, solo notaron un aumento en el consumo de psicotrópicos, durante la pandemia, que no iba en línea con el aumento del mercado.

El mercado de los medicamentos, ya sea de venta libre o recetada, tiene un crecimiento genuino por distintos motivos como el crecimiento de la población, el aumento demográfico de la población, el aumento de expectativa de vida, entre otros.

Generalmente, la venta de psicofármacos es menor, aunque siempre continúo, se ubica tres o cuatro puntos debajo del mercado de medicamentos de venta libre, por ejemplo, si se registra un aumento de 10 puntos en la venta de medicamentos libre, el consumo de psicotrópicos debería subir entre seis o siete puntos.

Lo preocupante, para Monserrat, es que el medicamento común o de venta libre desde agosto de 2021 a agosto de 2022 ha gozado de un aumento en el consumo mucho mayor que la venta de psicotrópicos o medicamentos recetados.

Los ansiolíticos, de todas formas, están controlados por los organismos de Anmat y División Farmacia de los Ministerios de Salud, desde la salida del laboratorio hasta la góndola de la farmacia. Según el empresario, "es imposible que la cadena de comercialización de estos fármacos se vea alterada". Solo se autoriza su venta con la prescripción de un médico, el problema es que el médico que receta, no es necesario que sea un especialista en materia de salud mental, sino que todos los profesionales de la salud sin importar su especialidad pueden recetarlos y las farmacias no lo revisan.

Y si bien es importante recordar que la pandemia despertó el auge de la demanda de los psicofármacos debido a situaciones de angustia o ansiedad, siempre debe consultarse a un profesional y nunca automedicarse. Antes de optar por alternativas medicamentosas, existen tratamientos psicológicos y otros enfoques, que incluyen cambios de hábito. La automedicación es considerada un problema sanitario grave.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad