AHORA

25 C°

Lunes

16 C° / 20 C°

Martes

12 C° / 23 C°

Perú y nuestro Escudo Nacional

Félix V Lonigro

POR Félix V Lonigro SEGUIR
23 de marzo de 2020

23 de marzo de 2020

El escudo era un sello con el que se legalizaban los documentos oficiales. Si bien el que se utilizaba en la colonia era el “escudo de armas” del Virreinato del Río de la Plata, en el año l813, la Asamblea del año XIII decidió mandar a diseñar un escudo propio, para lo cual contrató a un orfebre peruano: Juan de Dios Rivera Tupac Amaru. Había nacido en Cuzco, en 1760, y era hijo de Alonso Rivera y Juana de la Concha Tupac Amaru, quien se había instalado en Córdoba hacia fines del siglo XVIII.

Juan de Dios Rivera era descendiente, por parte de madre, de Tupac Amaru I y II, el último de los cuales realizó la mayor revolución indígena en América y al que los peruanos consideran forjador de su identidad nacional. Justamente cuando Tupac Amarú II fue capturado y ejecutado en 1781, la familia de Juan de Dios Rivera emigró a Córdoba, lugar en el que siguió trabajando como artesano.

Se le adjudica a este orfebre peruano la elaboración de un sello, que no solo luego fue trasladado al escudo nacional argentino, sino que además fue la imagen de la primera moneda nacional.

Pues el pasado 12 de marzo, se cumplieron doscientos diecisiete años desde que la Asamblea del Año XIII aprobó la utilización del escudo nacional, sobre la base del sello creado por Juan de Dios Rivera, cuyo hijo Miguel Rivera, fuera, más tarde, médico personal de Juan Manuel de Rosas.

Requerimientos de cultura cívica hacen oportuno recordar cómo es nuestro emblemático escudo, y analizar qué significan cada una de sus partes.

Las manos que se estrechan (dejando ver los antebrazos) simbolizan la unión de las Provincias Unidas del Río de la Plata (esa era la denominación que tenía nuestro país entre 1810 y 1820).

El gorro frigio (“frigio” significa “perteneciente a este país”), es un antiguo símbolo de libertad.

La lanza que lo sostiene, simboliza la necesidad de preservar esa libertad aún por la fuerza.

El sol naciente simboliza la llegada al mundo una nueva nación; los laureles son símbolos de victoria y triunfo, y la cinta azul y blanca en forma de moño, simboliza la nacionalidad argentina.

Los colores del fondo del escudo son el blanco y el celeste que, al momento de crearse en 1813, se utilizaban oficialmente para la escarapela nacional, cuya utilización el Triunvirato había aprobado el 18 de febrero de 1812. En cambio, la bandera creada por Belgrano el 27 de febrero de 1812, no era aún de utilización oficial (lo cual recién ocurrió el 25 de julio de 1816), y hay muchas dudas acerca de la cantidad de franjas que esa bandera tenía originalmente.

La aprobación de un escudo nacional, en 1813, con dos franjas y no tres, podría agregar un fundamento a la teoría según la cual la bandera creada por Belgrano también tenía solamente dos franjas, tal como lo sugiere el emblemático retrato que Francoais Casimir Carbonnier hizo del general, con el fondo de una escena de la batalla de Salta, en la que se observa una bandera de dos franjas.

En la actualidad, respecto del escudo nacional argentino, rige lo dispuesto por el Art. 5 del decreto 10.302, del año 1944:

“En adelante se adoptará, como representación del escudo argentino, la reproducción fiel del sello que usó la soberana Asamblea General Constituyente de la Provincias Unidas del Río de la Plata, el mismo que ésta ordenó, en sesión de 12 de marzo de 1813, usase el Poder Ejecutivo”.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?