AHORA

24 C°

Domingo

7 C° / 18 C°

Lunes

10 C° / 22 C°

El Cronista > Economía

Por qué baja el dólar y qué factores pueden ponerle fin a esta tendencia

Si bien se esperaba un billete fuerte por la presión electoral de cara a los comicios presidenciales de octubre próximo, el billete cayó hasta niveles de $ 42 para minoristas . Qué factores lo mantienen debajo de las estimaciones y qué puede poner freno al declive.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

08 de julio de 2019

Lejos de los $ 47 que supo tocar en abril pasado, el dólar llegó a caer la semana pasada por debajo de los $ 43 en el mercado minorista. El billete había terminado  junio con una caída del 5%. Para encontrar una caída mensual del billete había que remontarse a octubre del año pasado cuando el billete se desplomó poco más del 12%, la caída más grande desde la convertibilidad

Pero hasta cuándo durará este "veranito" en pleno invierno, cuáles son las razones que mantienen la cotización a la baja y cuáles podrían cortar la racha inesperada, ya que vale recordar que los analistas pronosticaban un camino más que sinuoso de cara a las elecciones presidenciales de octubre próximo, que tendrán como primera prueba las PASO de agosto.

A la hora de enumerar los factores que hacen este presente del dólar hay que tener en cuenta el "efecto Pichetto", la liquidación de agrodólares, el regreso del carry trade y la baja deinflación, sin olvidar que el poder de fuego que tiene el Banco Central (BCRA) desde fines de abril pasado cuando el Comité de Política Monetaria (Copom) avaló que la entidad pueda intervenir en el mercado aún cuando la divisa opere dentro de la ZNI, a lo que se suman subastas diarias de u$s 60 millones por cuenta y orden de Hacienda.

En su informe semanal, el Banco Ciudad destacó que tras marcar un descenso de 5,4% en junio, la cotización del dólar se contrajo otro 1,4% en la primera semana de julio (cerró el viernes en $41,85 a nivel mayorista), en un contexto que la entidad destacó como "favorable para el peso".

El dólar lleva 10 semanas de estabilidad. En la primera semana de julio el billete ya retrocedió 1,4%.

"Actualmente, se combinan -entre otros elementos- una mayor oferta de divisas del agro, un escenario internacional más benigno para los mercados emergentes, una decreciente incertidumbre política y elevados rendimientos en moneda local, en concurrencia con expectativas de devaluación que siguen contenidas", señaló la entidad.

El efecto político

Operadores consultados coincidieron en que el efecto político puso al presidente Mauricio Macri contra las cuerdas luego de conocerse la fórmula Fernández-Fernández, que como jugada electoral movió el tablero y las primeras encuestas arrojaron números poco alentadores para el Gobierno.

Sin embargo, destacaron que la elección de un peronista como Miguel Angel Pichettopara completar la fórmula electoral revirtió los malos números y hasta devolvió la posibilidad de una victoria en primera vuelta.

Santiago López Alfaro de Delphos Investment consideró que el ingreso del senador como compañero de Macri "fue un cambio en la estretegia para el Gobierno que venía para perder en primera vuelta y uso pone otra vez a Cambiemos en la pelea".

Agrodólares

Uno de los factores que ayuda a que la presión sobre el billete ceda es la liquidación de divisas por parte del sector exportador, en especial desde el agro. Sin embargo, operadores consultados por El Cronista advirtieron que el grueso de la cosecha ya se volcó a la plaza y el monto comenzará a disminuir hacia fines de julio.

"Los embarques de maíz y soja pierden fuerza este mes y bajan unos u$s 800 millones contra junio. Es un hueco importante previo a las PASO. La liquidación diaria a u$s 60 millones en las próximas semanas. Hay que estar atentos, la oferta financiera está cerca de correste", explicó Mauro Mazza de Bullmarket Brokers.

De esta forma, una menor oferta de divisas del campo sumado a la cercanía de las elecciones podrían ponerle presión al billete sobre el segundo trimestre, en el que la dolarización de carteras podría aumentar, aunque en el mercado coinciden que aquellos que pensaban dolarizarse fuerte ya lo hicieron.

El regreso del carry trade

En este sentido, el otro factor que hizo a la divisa regresar a niveles de marzo pasado es el ingreso de dólares al exterior para pasar a tasa, pese a que el Copom redujo la tasa mínima de Leliq al 58% para julio, en momentos en que el mercado cambiario permanece planchado. Es decir, el regreso del carry trade.

"Pareciera que continúa el carry trade hasta las PASO y habrá que ver de cerca el TCRM", precisaron desde Global Agro, mientras que desde ABC Mercado de Cambios coincidieron que "hay inversores privados ingresando divisas para el carry trade" ya que señala que aún siguen "muy tentados con un mercado previsible y en baja".

El regreso del carry trade aumenta la oferta de dólares. Los inversores prefieren posicionarse en tasa ante un mercado cambiario planchado.

Inflación en baja y viento de cola mundial

Otro punto que mantiene el mercado tranquilo es que la inflación mantiene el impulso a la baja y se colocó en el 3,1% en mayo, aunque el número interanual alcanza un avance del 57,3%. Para las consultoras privadas, el número caído al 2,6% en junio, aunque el dato oficial recién se conocerá el 16 de este mes.

Un detalle no menor es el viento de cola a nivel internacional. Tras los duros embates que significó la guerra comercial entre EE.UU. y China en el primer semestre, las posibilidades de que la Fed  subiese la tasa viró en la probabilidad de que aplique bajas en las mismas.

Esto transformó a la Argentina y otros mercados emergentes en más atractivos, ya que no eleva el costo del dinero a nivel global y eso hace que los capitales tengan menos razones para abandonar el país por cuestiones financieras.

ANDREA RIVAS

 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?