AHORA

0 C°

Martes

0 C° / 15 C°

Miercoles

0 C° / 17 C°

El Cronista > Economía y política

Tras el 3,7% de diciembre, analistas proyectan una inflación mayor a 40% para 2020

Consultoras y especialistas ven un comienzo complicado de año, en especial en carnes, frutas y verduras. Consideran que los congelamientos de precios pueden servir a corto plazo, pero a mediano las expectativas no son alentadoras.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

16 de enero de 2020

El inicio del 2020 no luce muy alentador en materia de inflación. El arrastre de 2019 deja una base complicada para lo que viene y ya en lo que va de enero se registraron fuertes incrementos en carnes, frutas y verduras.

En Ecolatina, identificaron que entre la primera quincena de enero e igual período de diciembre, el IPC que relevan (que cubre Capital Federal y el conurbano) avanzó 3,2%. "El rubro con mayor dinamismo fue alimentos y bebidas, tras un significativo incremento en carnes, frutas y verduras. Como contrapartida, la caída en el precio de los medicamentos permitió que salud muestre un retroceso en el período de referencia", describieron.

Así calculan que el IPC de enero será de 3,4%. "La leve baja respondería principalmente al menor dinamismo de los precios regulados", sostuvieron. Además, prevén que en 2020 se ubique en torno a 40%.

Desde el Iaraf describieron el fuerte arrastre inercial para los primeros meses de 2020. "Si a partir del 1 de enero los precios dejaran de aumentar, la inflación promedio mínima de 2020 sería de 22% respecto al promedio 2019. Ésta es la magnitud del arrastre estadístico de la inflación 2019", identificaron.

En ese punto, sostuvieron que los congelamientos y controles de precios pueden reprimir a la inflación en el corto plazo y llevar a un aumento de precios menor de algunos segmentos del índice total. "Pero las tasas actuales de inflación requieren aumentos de entre 10% y 15% cada trimestre, y esto ocasiona rápidos adelantos y atrasos en el conjunto de precios de la economía", mencionaron.

En LCG coinciden en que las expectativas no son alentadoras. "En el primer trimestre podrá notarse una desaceleración fruto del congelamiento de tarifas y a partir del ancla cambiaria a la que, dentro de un estrecho margen, nuevamente parece estar apelando el Gobierno", pero se preguntan si estas anclas tendrán efecto desinflacionario permanente. Estiman una inflación punta a punta de 45% en 2020.

Por Maria Iglesia

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?