Publicidad

Departamentales > Solución a medias

Volvieron los semáforos a una esquina de Capital, pero el olor a cloaca persiste

La transitada esquina de Capital, de Maipú y Avenida Rawson, estuvo más de 17 días sin semáforos. Además, las aguas servidas dejaron un olor nauseabundo en la zona. Vecinos esperan una solución.

31 de octubre de 2023

Vecinos de Capital volvieron a manifestar su malestar porque si bien los semáforos del cruce de Avenida Rawson y Maipú comenzaron a funcionar después de 17 días, el olor nauseabundo de las cloacas persiste en la zona. Si bien esta vez los líquidos cloacales ya no rebalsan las banquinas, el mal olor por momentos se vuelve “insoportable” para quienes transitan la zona.

Maya Ayala, una comerciante de la zona, contó a DIARIO HUARPE que pasado el mediodía de este martes, personal de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan fue a reparar los semáforos que habían dejado de funcionar el pasado 14 de octubre. Esto había generado la preocupación en los transeúntes y conductores que tenían que dedicar mucha atención, porque el tránsito de esa esquina de Capital es caudaloso.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

La comerciante se mostró aliviada por el regreso de los semáforos, pero expresó su malestar debido al olor a cloaca que se puede percibir en la zona. Esto se debe a las consecuencias que dejó la “sequedad” de los líquidos cloacales en la esquina antes mencionada.

OSSE dejó una goma y escombros para tapar el pozo de un arreglo. Imagen Angel Ligorria/DIARIO HUARPE.

De acuerdo a las palabras de Maya Ayala, un tiempo atrás una retroexcavadora rompió un caño durante una obra en la vereda norte, lo que afectó la vereda del lado sur y al local que está ubicado en la esquina. Si bien OSSE se hace cargo y termina solucionando el problema a larga o a la corta, hay un motivo de raíz, porque el problema es recurrente en la esquina.

“OSSE hizo un pozo, pero no lo arreglaron completamente y dejaron escombros. Hay un olor a cloaca persistente”, agregó.

Los semáforos comenzaron a funcionar después de 17 días. Imagen Angel Ligorria/DIARIO HUARPE.

Cabe destacar que en el costado sur de la calle Maipú se puede apreciar que el pavimento ha cedido un poco y cada vez que las aguas servidas emergen se forman pequeñas lagunas. Sumado al caudal de tránsito de esa zona, los vehículos salpican veredas y terminan esparciendo el agua contaminada por otras partes del barrio.

“Hicieron el pozo, rompieron todo, pero la tapadura quedó pésima. No vinieron más a arreglar, no pavimentaron, dejaron la cinta, una goma y escombros. Lo que ha quedado, es un peligro, sobre todo en la noche”, cerró la comerciante.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad