Publicidad

Departamentales > Servicios

Capital implementará el protocolo de poda invernal

La Municipalidad de San Juan estableció medidas para preservar la salud y seguridad del arbolado público en la Capital durante la temporada invernal.

POR REDACCIÓN

17 de mayo de 2024

La Municipalidad de Capital ha puesto en marcha el protocolo de poda invernal del arbolado urbano, un plan meticuloso para garantizar la salud y seguridad de los árboles en espacios públicos y privados. Este protocolo busca la conservación y buen desarrollo del arbolado urbano, eliminando ramas en riesgo de caída, suprimiendo aquellas que interfieren con señalética y luminarias, y reduciendo el ramaje para evitar plagas. Esta iniciativa refleja el compromiso del municipio con el medio ambiente y la calidad de vida de sus habitantes.

El arbolado urbano es un activo invaluable para cualquier comunidad, no solo por su belleza estética, sino también por los múltiples beneficios que aporta al medio ambiente y la calidad de vida de sus habitantes. En San Juan, la Municipalidad de Capital ha asumido la responsabilidad de preservar este patrimonio natural a través del protocolo de poda invernal del arbolado urbano, un plan meticuloso diseñado para garantizar la salud y seguridad de los árboles en espacios públicos y privados.

Publicidad

El principal objetivo del protocolo es la conservación y buen desarrollo de los árboles urbanos, adaptándolos al entorno antropizado en el que se encuentran. Entre los objetivos específicos se incluyen la eliminación de ramas en riesgo de caída, la supresión de aquellas que interfieren con la señalética y luminarias, la reducción del ramaje para evitar plagas y la estimulación del desarrollo de estructuras vigorosas.

El protocolo de poda invernal del arbolado urbano demuestra el compromiso de la Municipalidad de la Capital de San Juan con el cuidado del medio ambiente y la seguridad de sus ciudadanos. A través de medidas preventivas y planificadas, se asegura que los árboles urbanos continúen siendo una parte integral y beneficiosa del paisaje urbano. Esta iniciativa no solo protege la biodiversidad local, sino que también promueve una mayor calidad de vida para todos los habitantes.

La implementación del protocolo incluye una serie de acciones específicas. Entre ellas, la poda selectiva para eliminar ramas muertas o en mal estado, la limpieza de copas para mejorar la luminosidad en calles y veredas, y la reducción de copas para prevenir el impacto de fuertes vientos. Además, se busca favorecer el desarrollo de una estructura arbórea que soporte mejor las condiciones urbanas y ambientales adversas.

El proceso de poda es llevado a cabo por personal especializado y capacitado, garantizando así que las técnicas utilizadas sean las más adecuadas para cada especie de árbol y su situación particular. Además, la municipalidad ha puesto a disposición de los ciudadanos información detallada sobre el protocolo y sus beneficios, fomentando la participación comunitaria en la preservación del arbolado urbano.

Publicidad

 

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad