¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

17 C°

Sábado

10 C° / 26 C°

Domingo

11 C° / 25 C°

Provinciales > contrapunto

El cruce más duro en el Acuerdo San Juan: “Pongamos el foco donde tiene que ir”

Lo dijo el vicegobernador, Roberto Gattoni, en respuesta a un sector que pedía aperturas.

POR Carolina Putelli
08 de abril de 2021

08 de abril de 2021

El tono de la reunión de las mesas del Acuerdo San Juan con representantes del gobierno de San Juan tuvo altos y bajos. Pero hubo un momento en el que el ida y vuelta entre un sector económico y los funcionarios levantó algunos grados de temperatura. Hasta que finalmente Roberto Gattoni, apoyado por Alejandra Venerando y Fabiola Aubone, los cruzó fuerte.

La reunión había empezado con cierta cautela, en un tono que recordaba a las primeras reuniones del Acuerdo San Juan original. Los más interesados en hablar fueron los representantes de ciertos sectores económicos y los primeros mensajes tenían en común la solicitud de ser considerados esenciales o no ser sujetos a restricciones. Hugo Goranzky, de los Industriales dijo que habían tenido buenos resultados y cero contagios, desde la mesa interreligiosa ponderaron que mantener celebraciones era importante y además que durante el terremoto tuvieron una labor social esencial.

Pero llegó el punto de los empresarios y trabajadores de servicios sociales y espectáculos y se produjo un cambio en el mensaje y tono. Si bien algunos empresarios expresaron su preocupación por más restricciones, dos de ellos dieron un paso más y dijeron que querían más apertura para su trabajo. Específicamente pedían poder recibir más cantidad de gente y permanecer abiertos hasta las 3 de la mañana. Esto último es lo que tienen permitido ahora, pero podría quedar limitado pronto.

Esto no sentó muy bien en la mesa de los funcionarios, desde donde Gattoni respondió que todos los sectores habían sido convocados para “ver cómo vamos a trabajar para no tener que hacer cierres, pero no para abrir más”. Y a esto sumó un dato que ya había sido aportado por Venerando en su presentación inicial: “sabemos que la están pasando mal, pero no es momento para abrir porque los eventos sociales son un espacio de contagio”.

Inmediatamente el mismo empresario de salones de evento pidió la palabra y le contestó al vicegobernador asegurando que “en los eventos no se han dado contagios porque llevamos 13 meses sin trabajar”. A esto agregó que el cierre de salones funcionaban como un impulso a la ilegalidad. “Los clientes a los que les decimos que estamos limitados van y hacen una clandestina”, dijo.

Los idas y vueltas siguieron, pero finalmente tanto Gattoni como Venerando zanjaron la cuestión. “Se viene una situación de mayor gravedad de la que tenemos ahora”, argumentó el vicegobernador. La ministra de Salud lo apoyó y agregó que “si no nos cuidamos ahora el sistema sanitario no va a resistir”.

Fue en este momento, cuando los ánimos habían ido caldeándose, que el segundo de Uñac le dijo directamente a los empresarios que lo que buscaban era “propuestas para seguir funcionado” y les pidió poner “el foco donde tiene que ir”.

El cruce con los gimnasios, la otra perlita

Si bien no se convirtió en una discusión, hubo otro momento tenso al inicio del debate con las mesas. Fue cuando un representante de los propietarios de gimnasios habló y aseguró que querían seguir trabajando, ajustando protocolos, porque no habían tenido contagios.

Apenas terminó esta intervención la ministra Alejandra Venerando tomó el micrófono y sin contestarle directamente pidió debatir con seriedad. “Tenemos los datos de donde se producen los contagios”, dijo sin referirse directamente.

Pero poco después, cuando ya había empezado la discusión con los propietarios de salones, la ministra volvió a ese tema y dejó en claro: “nosotros sabemos que hubo un brote en los gimnasios”.  

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión