Publicidad

Provinciales > Historias sanjuaninas

El sanjuanino que esperó ocho años por un corazón y un día antes de su cumpleaños, recibió uno

El hombre es oriundo de Caucete y ahora está recuperándose de la operación en un hospital de Buenos Aires. 

24 de julio de 2021

A los 22 años, el sanjuanino Federico Caballero sufrió un problema en su corazón mientras trabajaba en el cementerio municipal de Caucete. Ahí le descubrieron que unas arterias se le rompieron y que el tamaño del órgano estaba más grande de lo normal. Los médicos le dijeron que necesitaba uno nuevo, pero no llegaría tan rápido. El caucetero tuvo que esperar ocho años para recibir un corazón y llegó de la manera más emocionante. Unos días antes de que cumpliera años, desde el hospital le comunicaron que había un donante y que aquello por lo que aguardó mucho tiempo, lo iba a tener. 

Federico habló con DIARIO HUARPE desde su habitación del Hospital Italiano. Allí está internado desde el lunes. El martes lo intervinieron para trasplante el corazón de otra persona. Viajó con su padre, Néstor Fabián Cabello de 53 años, y se quedaron en la provincia aguardando por su regreso su madre, su pareja y su hija de 13 años. 

Publicidad

Federico con pareja y su hija.

El caucetero contó a este medio que tiene que estar 15 días internado en aquel hospital y que después por 15 días más tiene que seguir en Buenos Aires para hacerse diferente chequeos. A pesar de que lo más importante de su recuperación ya se concretó, todavía tiene un largo camino por delante. Sin embargo, Federico tiene mucha expectativa. "Ya me pude sentar  dos horas en la cama y ya me puedo manejar solo", dijo el hombre con tono cansado después de la complicada cirugía. 

A Federico lo operaron un día antes de que cumpliera los 30 años. Para la familia, la noticia de que había un corazón para él y que iba a ser operado fue como un regalo de cumpleaños. Los días de esperar noticias de un donante o de revisar la lista de espera terminaron. Ahora queda afrontar la etapa final de la carrera por mejorar su salud. 

La mamá María Rosa Gaitán y el papá Néstor Fabián Caballero, los pilares de Federico.

El oriundo del asentamiento Belgrano, Caucete, dijo a este medio que espera sanarse para volver a caminar con normalidad y no depender de un aparto que le corrija su ritmo cardíaco, además para disfrutar de su familia, de andar en bicicleta o en moto, cosas que no pudo hacer a pleno por el simple hecho de que se cansaba con felicidad a raíz de su problema cardiológico. 

Y lo más importante que quiere recuperar el caucetero es el poder trabajar. Hace cuatro años que no puede trabajar por las complicaciones de su salud. Su problema en el corazón lo llevaron a hacer tareas de oficina y después a inclinarse por un trabajo de delivery hasta no poder trabajar más. 

Publicidad

Federico a bordo de su moto.

Finalmente todo eso quedó atrás para Federico. El martes, después de la intervención quirúrgica, el sanjuanino volvió a nacer y su esperanza de una vida plena aumentó. 

NOTAS RELACIONADAS
Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS