¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

23 C°

Domingo

9 C° / 25 C°

Lunes

10 C° / 27 C°

Departamentales > Resistiendo el Olvido

En octubre comienzan las obras de remediación en las Lagunas de Guanacache

Los representantes de la Fundación para el Estudio e Intervención Socio-Ambiental confirmaron la noticia a los miembros de la comunidad huarpe lagunera.

La reunión se hizo en el Centro Comunitario Huarpe Aguas Verdes.

POR Alejandro Pellegrinuzzi
20 de septiembre de 2021

20 de septiembre de 2021

Representantes de la Fundación para el Estudio e Intervención Socio-Ambiental (Feisa), que tienen a cargo la obra de remediación en las Lagunas de Guanacache, la semana pasada se reunieron con los miembros de la comunidad huarpe Aguas Verdes y en el encuentro confirmaron que en octubre empiezan con los trabajos en la zona ubicada al sureste del departamento Sarmiento, en el límite con la provincia de Mendoza.  

“Tal como estaba programado, la presidenta de la fundación, Nidia Amaya, y el biólogo Heber Sosa llegaron hasta el Centro Comunitario Huarpe Aguas Verdes para explicar a los miembros de la comunidad dónde y cómo se realizarán las obras”, contó a DIARIO HUARPE, Nadia Gómez, CPI de la comunidad huarpe. “El encuentro fue muy fructífero porque se liberaron dudas y se definieron fechas de inicio de los trabajos por realizar”, agregó.

Según Gómez, los representantes de la fundación aseguraron que en los primeros días de octubre comienzan con las obras, ya que en los días previos llegarán con toda la información a los puesteros que ese día no pudieron asistir al encuentro. “La idea es que todos sepan lo que se va a hacer y cómo se hará”, dijo. 

En diciembre las obras deberían estar terminadas, justo antes de que empiece la temporada de lluvias en la zona.

Entre los que asistieron a la reunión se vio mucho entusiasmo, pero también expectativa debido a la funcionalidad de las obras que se realizarán, ya que las mismas dependerán del comportamiento del clima en los meses venideros. Es decir, de las lluvias que se presenten en la zona en los meses de diciembre, enero, febrero y marzo. 

“Ojalá la pacha y la naturaleza nos ayuden”, dijo uno de los laguneros. “Vamos a pedir para que eso suceda”, añadió.

Más de lo planeado

En la reunión, los representantes de la fundación mostraron los informes topográficos, las láminas con las imágenes satelitales y los puntos marcados donde realizarán los azudes o trampas de lluvias. También explicaron que, por los datos recolectados en campo, harán dos azudes más y tres bordos de contención, además de los 16 reservorios de agua en cada uno de los puestos y el centro comunitario.

El biólogo Heber Sosa explica a los laguneros las obras a realizar.

“Nos explicaron que cuando los técnicos recorrieron el lugar, determinaron que los azudes o trampas de lluvias las van a hacer menos profundas, lo que permitirá hacer más cantidades”, agregó Nadia.

Es decir que de los cuatro azudes proyectados en un principio pasaron a ser seis, más tres bordos o terraplenes de contención en la Isla con Jumel, otro en la Vaca Mocha y en la zona conocida como Tamarindo.

El primer bordo tendrá 500 metros de longitud, el segundo 300 metros y el tercero 100 metros.

Sobre las obras 

Las obras que se realizarán se consideran blandas y amigables con el medio ambiente porque no se utiliza cemento sino tierra del lugar; y sólo en algunos sectores, geomembranas.

Las obras consisten en dos tipos de trabajos puntuales: uno, específicamente de restauración ambiental y el otro, de rerservorio de agua para los 16 puestos de la comunidad originaria, ubicados en el corazón de las lagunas.

En el caso de las obras de restauración ambiental, en un principio se definió que se iban a construir cuatro azudes y ahora serán seis. Los mismos se harán en determinadas depresiones del terreno para captar las correntías que se formen por las aguas de lluvia. La técnica se conoce como “cosecha o trampas de lluvia”, ya que con ella se busca atrapar y/o concentrar toda esa agua (formando pequeñas lagunas naturales), antes que se disperse en el terreno y se pierda.

Según explicaron los especialistas, a medida que esas ollas se van llenando con el agua de lluvia, sedimentan y con ese sedimento se va recuperando el viejo suelo lagunar y su impermeabilidad. Y ante cada nueva precipitación, se extiende no sólo el espacio lagunar sino también el tiempo de permanencia de esas aguas y sus hectómetros cúbicos.

Las mediciones realizadas en Mendoza y San Luis, arrojan que en una temporada de lluvia (desde diciembre a marzo), los azudes pueden llegar a acumular agua entre siete y ocho meses sin que vuelva a llover. Incluso hoy en Lavalle hay espacios lagunares que se mantienen de manera permanente.

Dato 1

Desde el 2011 Feisa está realizando con éxito intervenciones de remediación en las Lagunas de Guanacache del lado de Mendoza y San Luis. Los primeros trabajos realizados hace 10 años en el departamento de Lavalle todavía son funcionales.

Dato 2

Las obras serán financiadas con los $10.000.000 ofrecidos por Industrias Chirino, tras meses de conciliación, en el marco del juicio iniciado por la comunidad huarpe Aguas Verdes en el Juzgado de Paz de Sarmiento.

Dato 3

Según los cálculos, en dos o tres meses las obras deberían estar terminadas. Es decir, en los meses de noviembre o diciembre, justo antes que empiece la temporada de lluvias.

Dato 4

Los trabajos que se harán en la zona estarán supervisados por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia, ya que al ser sitio Ramsar este organismo es el encargado de fiscalizar y controlar las obras.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión