Publicidad

Departamentales > Un logro

En un hecho histórico, las Laguna de Guanacache recibieron agua

Desde Mendoza comenzó a llegar el agua, llenando así las lagunas laterales y laguna grande, en la zona de la capilla de Lagunas del Rosario. Cómo lo vivió la población de las comunidades.

POR REDACCIÓN

02 de febrero de 2024

Tras la apertura de las compuertas del dique Potrerillos en Mendoza, por la cantidad de agua disponible este año, las Lagunas de Guanacache esperaban sedientas, llenarse nuevamente del recurso vital, tras diez años de sequía. La noticia no se hizo esperar entre los habitantes de la comunidad huarpe, que vio una nueva postal este viernes 2 de febrero. Incluso algunos de los habitantes de la zona acompañaron el avance del agua por el río para despejar obstáculos y garantizar finalmente que el agua se abriera camino y volviera a llenar de vida el páramo deshidratado. 

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El presidente de la comunidad huarpe de Lagunas de Mendoza, Rubén Quiroga, explicó los trabajos que se estuvieron realizando para que el agua llegara a llenar el sitio lacunar que rodea la capilla histórica, con máquinas y con palas hicieron las labores necesarias para desmontar y realizar las defensas.

En la tarde del jueves, el agua hizo su ingreso a la zona lindante entre San Juan y Mendoza, en Lagunas del Rosario en la zona de Los Médanos y finalmente este viernes llega el agua por el río Mendoza a Lagunas del Rosario haciendo honor a dicho nombre.

El río Mendoza se forma totalmente por aguas de deshielo, nace en la localidad de Punta de Vacas y hace su recorrido regando los departamentos de Luján de Cuyo, Maipú, Las Heras, San Martín y Lavalle hasta llegar a las Lagunas de Guanacache, zona que comparte con el departamento sanjuanino, Sarmiento. El dique Potrerillos funciona como contenedor de esa agua de deshielo que esta temporada hizo que llegara a su límite, obligando al gobierno de la vecina provincia a abrir sus compuertas y "soltar" el agua que rebalsó el río los primeros días, no sin antes advertir a turistas y mendocinos no acercarse ni bañarse para evitar accidentes. 

El mismo panorama se repitió del lado sanjuanino, cuando luego de intensas negociaciones entre las intendencias de Lavalle (Mendoza) y Sarmiento en San Juan. La misma celebración, la misma ayuda y la misma postal: el agua volviendo a su cauce, ese que se mostró durante años con una sequía absoluta.

Publicidad

Con información de mdz online

Publicidad
Más Leídas
Publicidad