Publicidad

El Cronista > Ley ómnibus

Ultimátum de Milei a los gobernadores: amenaza con un veto a la ley y busca un pacto fiscal

El Presidente ordenó a sus ministros a rechazar la idea de los gobernadores de coparticipar el impuesto PAIS. Podría vetar parte de la ley si insisten las provincias. La Nación exige un cambio global en el esquema impositivo.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

En medio de las definiciones de la Cámara de Diputados por aprobar el proyecto de ley ómnibus en particular, desde la Casa Rosada lanzaron una suerte de ultimátum a los gobernadores y a la oposición que presionan por coparticipar la recaudación del impuesto PAIS y modificar la propuesta oficial. La señal del Gobierno es inflexible: sólo habrá veto presidencial y pacto fiscal.

Bajo esta lógica de negociaciones, antes de viajar a Israel el presidente Javier Milei ordenó ayer a sus ministros que dialogan con los mandatarios provinciales y con la oposición a no ceder "ni un milímetro más", según confiaron fuentes de jerarquía de la Casa Rosada. La estrategia presidencial tiene sentido: desde que ingresó el proyecto de ley de bases al Congreso hasta ahora ya perdió casi 300 artículos de los 664 que contemplaba. El Presidente no quiere resignar más cambios.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

En este contexto de duras negociaciones y con el insistente reclamo de los gobernadores por incluir en la ley ómnibus la coparticipación al impuesto PAIS, el ministro del Interior, Guillermo Francos, aseguró que si los diputados de la oposición lograran incorporar en la discusión en particular de la ley ómnibus un artículo para que el impuesto PAIS se coparticipe, el presidente podría vetarlo.

"El veto es una facultad presidencial y el presidente ha sido claro en el sentido de que no coparticipa el impuesto PAIS", sostuvo Francos. Además, el ministro añadió ante una consulta de El Cronista: "esto es lo que decidió el Presidente".

El ministro del Interior admitió que seguirán negociando con la oposición por ajustes en la ley base. Pero se mantuvo firme en el tema impositivo y deslizó que el impuesto PAIS tiene fecha de caducidad que será cuando a mitad de año el gobierno avance en la eliminación del cepo cambiario.

Pacto fiscal

En paralelo a esto, la estrategia de la Casa Rosada busca que los gobernadores se sienten a negociar un pacto fiscal para redefinir todo el esquema impositivo. De ello habló el portavoz oficial, Manuel Adorni, al sostener que "después de aprobar la ley discutiremos el paquete fiscal que fue quitado", sostuvo.

Publicidad

No hay por ahora reunión prevista con los mandatarios provinciales y la Casa Rosada más allá de llamados puntuales que Francos o el jefe de Gabinete, Nicolás Posse mantienen con algunos gobernadores.

Francos adujo que los mandatarios provinciales "se les han cortado recursos coparticipables y están en una situación de estrés" y recordó la eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias como "una decisión política que tenía que ver con la campaña electoral".

El ministro del Interior dijo que después de aprobarse la ley ómnibus se deberá discutir todo el sistema tributario y ver "de qué manera reducimos la enorme cantidad de impuestos y cargas".

Reacciones en el Senado

Está claro que el esquema de tensión del Gobierno con las provincias va a repercutir en el inminente debate en el Senado una vez que se apruebe en Diputados la ley ómnibus. Es que en la Cámara alta la presión de los gobernadores es mucho más fuerte y directa.

Allegados a la vicepresidenta Victoria Villaruel admitieron a El Cronista que la dureza de Milei con los gobernadores va a influir en el voto de los legisladores opositores en el Senado. Pero también sostienen que no todo está dicho aún porque no se sabe cómo quedará el proyecto en Diputados.

Los funcionarios de la presidenta del Senado suelen decir que "no sabemos con qué clase de pelota vamos a jugar el partido". Es decir, dependen en gran medida del resultado de las negociaciones en Diputados para avanzar en la etapa de debate del Senado.

En el Senado el bloque de La Libertad Avanza tiene una minoría más reducida aún que en Diputados y se enfrenta a la amenaza de 33 senadores peronistas que pueden alcanzar con poco los 37 votos necesarios para lograr el quórum y sesionar.

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad