Publicidad

Departamentales > Sin respuestas

Ruta 510 y 150, una intersección peligrosa por el tránsito y los animales sueltos

La zona es complicada debido a que se encuentra en una zona clave de la provincia, sobre todo para el turismo.

17 de enero de 2023

En la intersección de Ruta 510 y Ruta 150 se encuentra un pequeño paraje perteneciente al departamento de Valle Fértil llamado Baldecitos. La localidad se encuentra a 56 kilómetros de distancia en dirección noroeste de la Villa San Agustín y a 298 kilómetros de la Capital de San Juan. En este lugar predomina la actividad agrícola y ganadera, por lo que varias familias del lugar se dedican a la crianza de animales como vacas y caballos. La problemática está relacionada directamente con los animales que muchas veces se salen de sus campos para pastar, así como también buscar agua en la represa que se encuentra en la zona y cruzan la ruta provocando múltiples accidentes. Pero no son todos de los puesteros, también hay animales salvajes que llegan al lugar para refrescarse sobre todo en horarios nocturnos debido al calor y el clima desértico de la zona.

El útlimo accidente fue protagonizado por el equipo de Jáchal Básquet en la zona de Baldecitos. Foto: Archivo Diario Huarpe.

Edgardo Herrera es hijo de uno de los puesteros del lugar, y según le contó a DIARIO HUARPE, desde hace tiempo que se le está pidiendo tanto a autoridades provinciales como nacionales el alambrado al costado de la ruta para evitar los accidentes de tránsito relacionado con los animales salvajes o de campo. “Son un poco más de 2 kilómetros que faltaría de alambrar de la ruta 510” apuntó.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Con relación a la Ruta 150, camino a Ischigualasto, la gente pide que se alambre al menos 8 kilómetros de distancia, entre el control policial de Baldecitos y la localidad de Loma Ancha, donde antes comenzaba el Parque Provincial.

Este lugar sería el de mayor conflicto, ya que está delimitado dentro de la legislación del Parque Provincial. Al estar en esta condición, no se podría alambrar por el hecho de que podría perjudicar a la fauna autóctona protegida del Parque.

“Es un tema que hay que sentarse en una mesa de diálogo con la gente de Ischigualasto, gente del municipio, intendentes, diputados y la policía para poder buscarle la solución” explicó Herrera.

De todas maneras, cabe aclarar que no se busca el alambrado en el perímetro del Parque, porque los puesteros están de acuerdo con no dañar ni perjudicar la fauna nativa del área protegida debido a que en esa zona no habría problema con el ganado, pero creen que, alambrando un sector de 8 kilómetros en ambos lados de la ruta, desde Baldecitos a Ischigualasto, se podrían reducir los siniestros viales producto de los animales.

Publicidad

“La gente pide que se alambre desde el sector Loma Ancha hasta Baldecitos” dijo el hijo del puestero.

Al ser una ruta turística es muy transitada y mucho más en época de verano, ya que, desde Baldecitos, la Ruta 150 comienza atravesando al Parque Provincial de Ischigualasto llegando a localidades como Jáchal y Rodeo terminando en el control fronterizo del Paso de Agua Negra. Mientras que la 510, atraviesa varias localidades turísticas del departamento de Valle Fértil. Además de la Villa de San Agustín, la ruta pasa por lugares icónicos del departamento como; La Majadita, Las Tumanas, Astica y Chucuma.

Con respecto al trabajo de la Policía Rural, el puestero explicó que no hay problemas. En un principio se instaló el rumor de que las autoridades podían trasladar a los animales sueltos que se encuentren a la orilla de la ruta a la sede policial más cercana, cosa que preocupó a los pequeños productores de la zona porque la falta de uno de sus animales le afectaría al único ingreso económico. Pero Edgardo mencionó que permanentemente están en contacto y que, trabajando en conjunto, policía y puesteros coordinan movimientos para controlar de manera efectiva los animales sueltos.

De todas formas, por ley, la policía puede secuestrar a los animales que se encuentren sueltos al costado de la ruta. De igual manera, si uno de estos impacta con un vehículo, el dueño del animal tiene que responder por él, haciéndose cargo de los daños materiales que pueda sufrir el automóvil involucrado.

Cabe destacar que el objetivo de la policía no es afectar a los productores, sino que tienen que velar por la seguridad de los transeúntes. En este sentido, por más que los animales no hayan provocado un siniestro, para recuperar un animal suelto que haya sido secuestrado al costado de la ruta los productores tienen que iniciar una serie de trámites burocráticos los cuales son costosos. En este sentido, la única solución es el alambrado en ambos lados de la ruta, ya que los puesteros viven de esta actividad y no pueden deshacerse de los animales.

“El tema es preocupante y necesitamos una solución urgente, pero no nos escuchan, la semana pasada hubo dos accidentes” explicó Edgardo

Los lugareños, en octubre del año 2022 redactaron una nota dirigida a Vialidad Nacional y hasta el día de hoy que esperan una respuesta. Básicamente, la carta hace hincapié en los puntos previamente mencionados velando por la seguridad de los automovilistas, la preservación del medio ambiente, y de los recursos económicos de los pequeños ganaderos de estas localidades rurales.

Por último, Edgardo, quiso destacar el trabajo de la guardia en el puesto policial de Baldecitos. Según explicó que junto con los productores en horario de tarde noche salen a recorrer en pequeñas brigadas montadas con caballos que son propiedad de los puesteros para controlar el camino y juntos monitorear la zona para evitar los animales sueltos en la ruta.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad