Publicidad

Política > Qué dicen los médicos

Por una hernia de disco lumbar, Alberto Fernández deberá hacer reposo médico en Olivos

El primer mandatario fue trasladado esta noche a un centro de salud para hacerse los estudios correspondientes.

POR REDACCIÓN

14 de marzo de 2023

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, fue trasladado en horas de la noche de este martes a un centro de salud por un fuerte dolor de espalda con el objetivo de hacerse estudios médicos. Bajo un hermetismo absoluto, pasadas las 19 de este martes, la custodia presidencial llegó al Sanatorio Otamendi del barrio de Recoleta, para preparar la llegada del mandatario nacional. Según confirmó la Unidad Médica Presidencial, tiene una hernia de disco lumbar.

En un comunicado emitido por Presidencia, se informó que el mandatario nacional “le realizaron los estudios correspondientes, evidenciándose una hernia de disco lumbar, por tal motivo se realizará un bloqueo radicular programada en 48 / 72 horas. Se le indica reposo y adecuar sus actividades en la RESIDENCIA PRESIDENCIAL DE OLIVOS”. El bloqueo radicular es una pequeña intervención localizada para aliviar y anestesiar el foco del dolor.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Antecedentes previos

Sin mayores precisiones ni señales que permitan inferir alguna gravedad en el cuadro, Fernández debe prestarle especial atención a todos los síntomas manifestados en la zona abdominal y pectoral, luego de que en junio de 2019, poco antes de ser electo, primero como candidato y luego como presidente, sufrió un tromboembolismo pulmonar sub segmentario con infarto pulmonar izquierdo.

Esa afección muy delicada fue descubierta y tratada luego de una serie de estudios realizados después de que el Presidente llegara a la guardia por emergencia con un fuerte dolor en la pierna y dificultad respiratoria. Inmediatamente después fue anticoagulado y estabilizado.

En su momento, Fernández se enojó con la difusión de su cuadro real de salud,  y buscó minimizarlo:  "El lunes tuve un día bastante agitado, me reuní con Matías Lammens, con Felipe Solá, con el gobernador de La Rioja; ese día tuve mucha tos, una tos seca, y me dolía mucho la espalda. Entonces lo llamé a mi médico, uno de los médicos que forman parte del staff del Otamendi, y me dijo que vaya", reveló.

"Ahí me detectaron que tenía una fuerte inflamación en la pleura. Yo ya había tenido en el 2008 un antecedente de un pequeño coágulo en el pulmón. Entonces me dieron vía intravenosa medicación para calmar el dolor y, ya que estaba internado, mi médico me dijo que me quede y me haga un chequeo general", explicó aquella vez.

Además de ese antecedente de 2008, el ahora presidente mencionó que su madre y su hermana sufrieron tromboembolismos en las piernas.

Publicidad

En noviembre del año pasado, el primer mandatario permaneció unas horas internado luego de que sufriera un desmayo durante una cumbre presidencial en Bali, Indonesia. Fernández sintió mareos en la cumbre del G20 y lo que primero se enmarcó como un cuadro de hipotensión fue, en definitiva, una gastritis erosiva, según se informó más tarde.

 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad