Publicidad

Provinciales > Manifestación

Los padres de la agrotécnica de Sarmiento cortaron la Ruta 40

Los padres cortaron el paso en plena Ruta 40 en el ingreso a Media Agua, piden que una solución urgente para los problemas edilicios de la escuela agrotécnica. 

POR REDACCIÓN

07 de junio de 2023

Un grupo de padres de alumnos de la escuela agrotécnica de Sarmiento cortó la Ruta 40 para hacer sentir su pedido de reparaciones urgentes en el edificio escolar. Mientras los padres esperan por una solución urgente, desde el ministerio de Educación suspendieron las clases a la espera de que se hagan las reparaciones necesarias. 

"Salimos a cortar la ruta porque es la única manera en la que creemos que podemos hacernos escuchar, necesitamos que la escuela esté en condiciones para que los chicos puedan estudiar", aseguró Julieta Macias, mamá de uno de los alumnos de la institución.   

Publicidad

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

La manifestación de la que participaron un par de decenas de padres y algunos alumnos que se instalaron en el cruce de Ruta 40 en el cruce con calle Barboza y Ruta 153 en el ingreso a la villa de Media Agua. 

Los padres se colocaron allí a primera hora de este miércoles y cortaron el paso de los vehículos de manera intermitente. Los vehículos comenzaron a amontonarse en plena ruta a la espera de que los dejen pasar. Finalmente, los padres resolvieron hacer el corte de manera intermitente y permitir que los vehículos pasen cada determinada cantidad de minutos. 

Durante la manifestación estuvieron presentes los efectivos de la Comisaría Octava y de Gendarmería Nacional que ayudaron a organizar la circulación en la zona en la que hubo algunos embotellamientos.

Este corte en la Ruta llega después de que el ministerio de Educación resolviera suspender las clases en lo que queda de la semana. Es que un especialista de la cartera educativa recorrió las instalaciones y encontró serias fallas en las instalaciones eléctricas por lo que se resolvió suspender todas las actividades en el edificio.

Publicidad

 Las quejas de los padres por las malas condiciones de la escuela comenzaron hace unos días cuando los papás de los alumnos tomaron las instalaciones de la escuela para pedir mejoras en las condiciones en las que estudian sus hijos. 

Los padres aseguran que el establecimiento tiene lugar para poco más de 200 alumnos, pero alberga a más de 600, ante la falta de aulas han llegado a estudiar a la intemperie o a turnarse para asistir en grupos semana por medio. Ante estas necesidades Educación ya anunció que enviará módulos para acomodar allí aparte del alumnado, además enviarán caloventores. 

Si bien sigue en pie la promesa de enviar estos módulos, ahora Educación resolvió suspender las clases para reparar los problemas eléctricos y luego seguir con las obras anunciadas.