Publicidad

Provinciales > Este martes 

Medidores de OSSE: empezaron a colocar en el Barrio Residencial y seguirán hasta enero

Tal como estaba anunciado, Obras Sanitarias empezó en un barrio de Capital con la instalación de la primera tanda de 3.000 aparatos. Desde cuándo cobrarán por consumo. 

27 de diciembre de 2022

Antes de que termine el año un coqueto barrio capitalino tendrá medidores de consumo de agua de OSSE. La instalación empezó este martes en el Barrio Residencial de Capital, según confirmó el presidente del organismo, Guillermo Sirerol. 

"Estamos haciendo la colocación como estaba previsto y seguiremos durante los próximos días", explicó el funcionario. La primera tanda de 3.000 aparatos ya estaría funcionando a mitad de enero, en distintos barrios de Capital y Rivadavia. 

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El cronograma de instalación no será anunciado, sino que como estaba establecido avisarán a los vecinos poco antes del inicio de los trabajos. "La idea es avisarle a los vecinos y hacer concientización durante seis meses", indicó Sirerol. 

Desde enero o febrero, según la fecha en la que quede listo el caudalímetro, OSSE informará por un semestre a los usuarios cuánto están consumiendo. "La idea es irles comentando mes a mes cuánto consumen y después darles algunos tips que tenemos desde la institución para que puedan ir trabajando y disminuyendo el consumo", adelantó. 

Así, cuando hayan terminado los seis meses de concientización, los usuarios no solo sabrán cuánto consumen, también podrían haber empezado a reducir el mismo. Luego de esto OSSE les cobrará según la cantidad de agua que utilicen. 

El sistema está previsto que se divida en módulos. Habrá una tarifa básica para todos hasta cierta cantidad de metros cúbicos. Si el usuario consumo más irá subiendo de a tramos y encareciendo el servicio cada vez más. Todos estarán al tanto de cómo funcionará, ya que se encargarán de explicar el sistema en todos los barrios. 

Publicidad

Mientras todavía están trabajando en esta instalación, ya empezaron a buscar la financiación para comprar otros 20.000 medidores. "Estamos buscando la financiación y queremos ver si puede ser a través de Nación", adelantó. Quieren comprar una nueva tanda para seguir avanzando en otros barrios y así disminuir el consumo de agua. 

En la provincia el uso humano domiciliario de agua se caracteriza por una baja eficiencia. Según los últimos datos de OSSE, el consumo diario promedio bajó de 750 litros por habitante a 550, pero sigue estando muy por encima de los 250 litros diarios por persona recomendados en todo el mundo. 

Una de las primeras etapas para eficientizar el uso de agua potable fue la colocación de macromedidores. Estos controlan la presión en el sistema de distribución de agua y pueden detectar fallas y pérdidas, permitiendo solucionar estas situaciones más rápido. 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad